viernes, 25 de octubre de 2013

Herido

Camino dando tumbos, con el dolor al rojo vivo. Entre ramas y caminos que dificultan mi pesar.

Estoy herido. Alguien ha extirpado una parte de mí.

Me han mutilado. Nadie lo nota, pero mi amor está discapacitado, y la herida aún sigue abierta.

Me desangro a través de ella, y a pesar de todo debo caminar, sin ayuda, sin bastones o muletas que amilanen el dolor.

Alguien cárgueme, por favor. Devuélvanme a mi amor. O siquiera una prótesis barata.

Quiero seguir caminando…


Lima, 10 de octubre de 2013.


No hay comentarios:

Publicar un comentario