miércoles, 3 de octubre de 2012

Bienvenido

Seguro quisieras ir a todos esos lugares fastuosos de los que te hablan o tan solo caminar por la calle mirando el atardecer sin ser observado. Apuesto a que te fascina la idea de bailar en una de esas discotecas de las que tanto te hablan o tan solo poner música a todo volumen en tu casa sin que los serenos se acerquen a tu casa y te exijan bajar el volumen. Te gustaría fumar marihuana sin que te miren con desdén. Quieres ir a 'bajarte' ese feto que llevas en el vientre ¿cierto? Una vez más, te quedarás con las ganas o correrás el riesgo. Te gustaría contarle a todos que en verdad no eres tan santa como les contaron. Tal vez tan solo quieres pasar los pocos días que le quedan a tu anciana vida sin rechazos, pero es imposible.

Vives en Lima.

Vives en Lima y debes soportar la discriminación porque vienes de provincia, porque tienes rasgos de provinciano, porque hablas como provinciano, porque no sabes inglés, porque eres menor, porque eres muy anciano, porque eres mujer, porque no eres hombre, porque no eres fiel, porque piensas diferente, porque crees en la libertad, porque no vistes a la moda, porque no tienes dinero, porque eres gordo, porque caminas diferente, porque te drogas, porque has abortado, porque te prostituyes, porque eres feo.

En suma, por todo.

Y ves cómo la ciudad es indiferente a ello. Error: ves cómo la ciudad entera participa y apoya tu desprecio. Se regocijan en él.

Camina siempre con la frente en alto, la espalda erguida. Bien, así. Ahora que no te importe nada. ¿Pido mucho? Bueno, entonces no lo demuestres. Sigue tu camino. Hazlo, como dice Frank, a tu manera. Ahora escoge a unos cuantos. No, no tantos. Solo algunos. Quiérelos y conoce la amistad. Protege a tu familia. No, en un lugar más seguro. Buen muchacho. Ahora visualiza el camino. ¿Qué quieres? Esfuérzate si lo anhelas. Es hora de irme. ¿Estás preparado? Ve.

6 comentarios:

  1. "Ahora escoge a unos cuantos. No, no tantos. Solo algunos. Quiérelos y conoce la amistad".

    Amé esas palabras.

    ResponderEliminar
  2. me gusta la reflexión que haces, mucho tiene que ver con lo fregada que puede ponerse "la ciudad" para la aceptación de inmigrantes.

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, en Lima hay demasiada discriminación y la verdad es que nadie se libra.

    ResponderEliminar
  4. me gusto, expresó algunos de mis descontentos. Imposible no identificarme.

    Me senti extraño en un momento de mi vida, pero aprendi que hay ocasiones donde debes mandar todo a la mierda y seguir caminando y viviendo sin importar el que diran!

    Muy buena entrada me ha gustado!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por sus comentarios!

    Pues sí, Damián, es básicamente por la aceptación de los inmigrantes en la ciudad.

    Gary, eso es lo que siempre se debe hacer.

    ResponderEliminar
  6. "Y ves cómo la ciudad es indiferente a ello. Error: ves cómo la ciudad entera participa y apoya tu desprecio. Se regocijan en él"
    La mejor parte del texto.

    ResponderEliminar