domingo, 19 de febrero de 2012

Necesito una novia

Necesito una novia que me escuche. Y esa novia no eres tú.
Necesito una novia que guste de la literatura. Y esa novia no eres tú.
Necesito una novia que me comprenda. Y esa novia no eres tú.
Necesito una novia que vea películas no comerciales junto a mí. Y esa novia no eres tú.
Necesito una novia que me motive. Y esa novia no eres tú.
Necesito una novia intelectual. Y esa novia no eres tú.
Necesito una novia que discuta conmigo sobre política. Y esa novia no eres tú.
Necesito una novia a quien contarle mis problemas y que me ayude a solucionarlos. Y esa novia no eres tú.
Necesito una novia que me acompañe a el teatro, mi placer secreto. Y esa novia no eres tú.
Necesito una novia que lea columnas de opinión. Y esa novia no eres tú.
Necesito una novia a quien admirar. Y esa novia no eres tú
Necesito una novia que me quiera. Y esa novia no eres tú.


Y no te ofendas con este post. Y no te alarmes por esto que digo. No te quejes, no hagas nada de lo que no hiciste cuando te escribía cosas tiernas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario