sábado, 11 de febrero de 2012

Cosas que escribo cuando estoy ebrio

¿Por qué sigues presente si yo ya te olvidé?
¿Por qué no me dejas tranquilo si yo ya te dejé?
"¿Está perdido, para siempre, lo perdido?"- Se preguntaba Don Rigoberto al igual que yo en esta noche triste y desolada.
Porque hoy te necesito más que nunca
Porque desde ti nunca más mis labios conocieron otros labios.
Porque te quiero.
Porque te anhelo
Y nunca fuiste una "maldita perra".
Siempre fuiste la razón, el fin y el medio.
Siempre, hasta hoy, estás presente.
Sé lo que hiciste y aún así te quiero.
Ojalá nunca encuentres a alguien que te dedique poemas y canciones como yo.
Ojalá nunca encuentres a alguien que te quiera como te adoro yo.
Ojalá nunca encuentres, princesa, a otro príncipe que no sea yo.
Y nada de esto es por rencor,
todo es porque aún guardo la "esperanza". (confróntese post anterior).


Sábado 11 de febrero de 2011.
01:31 a.m.

No hay comentarios:

Publicar un comentario