lunes, 26 de septiembre de 2011

Sólo ella

Estaba ahí parada,
era tan bella, tan dulce,
con una sonrisa que demostraba felicidad.
Me pregunto si alguna volveré a ver sonreír con tanta alegría,
tanta que parecía desbordarse por sus poros.

Y me miraba,
me miraba con esos ojos de amor que solo ella sabía usar.
Y yo le respondía la mirada
y le correspondía los besos
y le otorgaba caricias.
Caricias que sólo ella sabía recibir.

Pero se ha ido.
Ella ya no está, ya no existe ni tampoco existirá.
Pero la sigo amando
¿Y cómo no hacerlo?
Si aun ahora me estremezco con su recuerdo
y el amor nunca ha muerto, porque el amor no muere,
el amor nace para nunca más irse.

¿Y cómo no haberla amado?
Si era todo lo que se pide en esta vida
representaba la paz y la armonía, el amor y la gentileza,
la genialidad y la sencillez, y mi vida entera.

Y es que era tan perfecta,
que aun ahora su recuerdo llena mi vida
como sólo ella sabe llenarla.

3 comentarios:

  1. "Y es que era tan perfecta,
    que aun ahora su recuerdo llena mi vida como sólo ella sabe llenarlo."



    Estas hablando de una mujer o de una cerveza?.

    jajaj, NADA BONITO poema.

    recuerdo que si sale del corazón vale la pena escribirce.

    ResponderEliminar
  2. Esta lindisimo tu post, ya quisiera q alguien hiciera lo mismo por mi =( ...!!

    salu2

    ResponderEliminar