miércoles, 27 de julio de 2011

¿Dónde estás?

No te vayas, por favor.
No te siento
¿Dónde andas?
Te recuerdo vagamente, eras dulce e omnipresente
ahora pareces lejana, antigua, usada.
No te vayas, por favor.
Si hay algo que deseo es encontrarte,
porque hace mucho no nos vemos ¿no?
Así que por favor, no te vayas.
Ven y dame el encuentro, estaré esperándote.
Pero no creas, amada mía, que esto es una súplica,
es una simple petición. Si declinas, aceptaré, tristemente, mi derrota.

5 comentarios:

  1. ¿te choteó? ¿o simple inspiración? nunca se cuando los que escriben cosas asi hablan en serio por algo q les ha pasado o simple creación literaria

    ResponderEliminar
  2. A Huevoncio ya se le fue el duende libidinoso.

    ResponderEliminar
  3. Huevoncio, deja que se valla, ya vendran mas, ¡¡mozo!! tres bien heladitas para llorar las penas con mi amigo.

    saludos

    ResponderEliminar
  4. ESperemos sea simple inspiracion, porque las penas de amor no se matan ni con una caja de chelas!

    ResponderEliminar
  5. si se marchó si un adios QUE SE VAYA QUE SE VAYA.

    ResponderEliminar