miércoles, 27 de julio de 2011

¿Dónde estás?

No te vayas, por favor.
No te siento
¿Dónde andas?
Te recuerdo vagamente, eras dulce e omnipresente
ahora pareces lejana, antigua, usada.
No te vayas, por favor.
Si hay algo que deseo es encontrarte,
porque hace mucho no nos vemos ¿no?
Así que por favor, no te vayas.
Ven y dame el encuentro, estaré esperándote.
Pero no creas, amada mía, que esto es una súplica,
es una simple petición. Si declinas, aceptaré, tristemente, mi derrota.

jueves, 14 de julio de 2011

Don't know

Quiero llorar, no sé por qué. Probablemente sea el invierno limeño con su llovizna y su neblina tan oscura. Tal vez sea el aburrimiento. A lo mejor son las canciones deprimentes que ando escuchando ultimamente ¡Pamplinas! Son excusas y simples pretextos que ando buscando. Dentro de mí sé cuál es la razón (o quién). Acabo de recordar una frase de Sartre "Me admira cómo se puede mentir poniendo a la razón de parte de uno".

Hoy me preguntaron qué fruta sería (de ser una). Sorpresivamente respondí esto: "Sería una piña con una cáscara que parece dura e irrompible, pero tras ella hay un ser que combina armoniosamente lo agrio con lo dulce.". No sé si es correcto, ni siquiera sé si puedo combinar 'armoniosamente', pero supongo que en algo me asemejo ¿no?...

Debo terminar de leer muchos libros. No, no por la Universidad. Son libros que abro, leo, los escudriño y luego los dejo tirados sin llegar jamás al final ¿Por miedo? ¿por dejadez? Sabrá Dios por qué. Prometo terminar de leer uno de ellos, pronto.

Tengo una teoría: el chico de 'more than words' quiere que su novia le dé la prueba del amor. Tan sólo basta oír cuando dice: "But if you only knew how easy it would be to show me how you feel more than words is all you have to do to make it real then you wouldn't have to say that you love me cause I'd already knew." Para que vean que eso de la prueba del amor no es algo de hace mucho tiempo, así que ya saben están advertidos.

Hay mucho por lamentar, muchas cosas que lamento haber hecho y otras tantas que no hice, pero igual las lamento. Ninguna tanto como tú.

Casi ya no escribo, ya no tanto como antes. No siento que pueda hacerlo, lo siento.

Quiero enamorarme.

Abrácenme,

Yo.

domingo, 10 de julio de 2011

Inexistente

Te muestran tan fácil.
Como si fueras alcanzable,
siquiera existente.

Me causan envidia,
pero ¿realmente eres tú?
Seguro que no.

No te siento, no te hallo.
Creo que te visualizo,
tan sólo creo.

Temo no tenerte.
Me obligan a encontrarte,
pero no sé si te quiero.
Aun así temo.


HUEVONCIO.
Lima, 10 de julio de 2011 
02:43