sábado, 18 de junio de 2011

Siempre supe pero no hice caso

UNO
Un buen borracho sabe cuando intercalar un vaso de agua entre los de trago, me dijo una vez un muy sabio tío. Pero como imaginarán yo jamás he hecho caso a tal consejo y es común que, en mi ebriedad, piense que mi sed debe ser saciada con alcohol en vez de un sano vaso con agua.

DOS
Sé prudente y trata bien a las personas, leí en algún libro escolar. Pero la inaplicación de número 1 hace que número 2 se vaya al carajo.

TRES
Aprende a confiar en las personas, no puedes andar divulgando tus secretos, me aconsejó hace unos años una muy buena amiga. Guess what? Jamás hice caso.


Sumen 1+2+3 y he ahí mi fatídica noche de jueves. Aunque mis alcoholizados recuerdos me dicen que me divertí mucho, aún estoy a la espera de que me cuenten las estupideces que hice, las huevadas que dije y las personas a las que jodí.
Así que este post también va a modo de disculpas, porque sé que te jodí y que fácil estás molesta. Probablemente nunca lo leas, porque lo más probable es que no sepas que tengo un blog, pero igual quería escribir.
Soy una caca cuando tomo, lo siento. Jamás hubiera hecho eso sobrio.


NOTA: Amigos, disculpen la breve desaparición, pronto vuelvo a escribir sobre Ernesto y Diego, historias que por cierto confunden mi mente y ya no sé quién es quién ni cuál es cuál. En fin, saludos.

2 comentarios:

  1. Creo yo estuve en la misma situacion que tu pero menos ebrio que tu supongo, trankilo tio, soy tu seguidor nº33, hey me sigues??

    ResponderEliminar
  2. jajaja Dioos un alcoholizado mal :/ chesu, animos animos!!
    :) aunq ya leo el post un pelin tard jaja

    ResponderEliminar