domingo, 29 de mayo de 2011

Indagando en tus recuerdos

Pobre, vive atrapado en recuerdos que ahora no lo dejan vivir. Se pasa los minutos describiendo momentos que ya pasaron y eso le impide disfrutar de los segundos que ahora pueda convertir en una aventura.
Me da pena, ya no se dedica a vivir, es decir los recuerdos lo han atrapado de tal manera que ahora sólo se dedica a revivirlos y rememorarlos y ¿qué hay del ahora? ¿Que acaso no se da cuenta  de que está gastando horas de horas en revivir algo que ya pasó? ¿Y de aquí a 10 años qué hará? ¿dirá: recuerdas cuando recordábamos aquella noche..? Suena burdo ¿No cree? Aunque no sé si me da pena por gastar tales horas o por los banales momentos que recuerda. Sí, suena patético, y lo es. Es tan vacía, tan aburrida su vida que lo único que le queda es rememorar los pocos momentos que lleva acompañado, los cuales son simples experiencias que, en el lenguaje de Sartre, jamás llegarán a ser una aventura.
Tal vez estoy siendo demasiado subjetivo, inclusive ni siquiera es un 'tal vez', definitivamente estoy siendo subjetivo ya que la banalidad de los actos varía de individuo a individuo, pero no me interesa.
Seguramente estoy escribiendo esto por una suerte de asco o cólera. Sí, no hay que ser adivino para percatarse que tal individuo no es de mi agrado, pero esto constituye a la vez una recomendación al enemigo.
Entonces estoy siendo bueno ¿o me equivoco?..


NOTA 1: Pronto la continuación de la historia de Ernesto, o por lo menos eso creo (y espero).
Saludos.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Espera

Antes leer la parte anterior 


Los días han ido pasando y sin embargo Ernesto no ha podido olvidar esa conversación con la chica del tercer piso. Aún tenía su mirada grabada en la memoria ¿Por qué? Aunque por momentos olvidaba esa mirada, en verdad sólo cuando veía a Adriana. Ella sí que lo tenía estupefacto día y noche.Nadie lo sabía, pero se pasaba casi toda la clase observándola, observándola y contemplándola. Pero eso era lo más que podía hacer, su timidez impedía que hable con ella, tal vez no era timidez o tal vez sí, pero sólo frente a ella. Si sabía su nombre era porque había prestado atención a la lista: Adriana Nemi Sarmiento. Obviamente acto seguido la buscó el facebook, le mandó el request y esperó, esperó y esperó, pero la confirmación nunca llegaba. La buscó por todos lados, pero la decepción crece con el pasar de los días y la confirmación parece nunca llegar. Por el momento sólo le queda seguir observándola, observándola y contemplándola.
¿Y la chica del tercer piso? Puta madre, se había olvidado de ella. No lo sabe, está muy confundido como para decidir, a lo mejor y todo fue creación de su cerebro un tanto dañado ya por el consumo de marihuana. Eso, eso era lo que necesitaba un porro y nada más...

¿Continuará?

jueves, 19 de mayo de 2011

¿Por qué votar no votar por Keiko?

Yoani Sánchez publicaba hace unos días una columna en El Comercio sobre las elecciones en el Perú, en esta decía cuán importante eran las elecciones peruanas, no sólo en este grisáceo país, sino también a nivel internacional. Entiendo su preocupación, no sólo por el temor que significa que un país más se una al grupete de Chavez y aliados, sino por el impredecible futuro peruano y su posible configuración autoritarista. Sin embargo no creo que sea Ollanta quien nos lleve por ese sendero.
Yoani, nuestro país ya pasó por la dictadura, por la represión a los medios, la compra de influencias, las restricciones a las libertades, las violaciones de derechos humanos y todos aquellos hechos que suceden a un gobierno dictatorial. De modo que, ese anhelo de libertad siempre unirá a nuestros pueblos. Sin embargo hay una significativa diferencia entre el régimen fujimorista y el cubano, simple: la economía. A diferencia de Cuba, en Perú durante el régimen dictatorial se vivió un ligero despegue económico, luego de una terrible crisis y una elevadísima inflación llegó Fujimori padre quien luego de ciertas reformas económicas pudo salvar esa desacelerada economía . Por eso, y por el derrocamiento al terrorismo, aún muchos peruanos guardan cariño a Fujimori padre, tal vez por ello haya sido elegida su hija como una de los candidatos en la primera vuelta. Sin embargo quienes recordamos qué sucedió además de ello, sentimos un repudio y aberración por el sistema que implantó en nuestro país, un sistema lleno de corrupción, arbitrariedades y represiones a cientos de peruanos. No podemos votar por Keiko, porque como dice Vargas Llosa ello equivaldría a legitimar la peor dictadura que hemos padecido a lo largo de nuestra historia republicana. Por favor, entiéndenos. No podemos elegir a alguien que defiende todas esas violaciones, robos, alguien que amenaza con repetir aquellas atrocidades cometidas ya por su progenitor. No podemos, de ninguna manera, anteponer la economía a nuestros principios y valores. No debemos dejar que el miedo, como dice Patricia del Río, justifique nuestro voto por Keiko. No podemos elegir nuevamente a la agrupación que asesinó a miles de peruanos inocentes o no, con el fin de implantar medidas de seguridad. No podemos darle una nueva oportunidad al fujimorismo para que saquee las arcas del Estado. Sigo sin creer que más del 20% de los electores peruanos deseen volver a la compra de medios de comunicación, políticos y cualquiera que pueda brindar un apoyo, inmoral, al gobierno de turno.
Fujimori hija representa a el fujimorismo, su partido es Fuerza 2011 un grupete de ladronzuelos vestidos de terno y sastre improvisado para las elecciones, así como los que formó su padre en la década de los 90 (Cambio 90 y Perú 2000). Y frente a ello yo me pregunto, como ya lo he hecho en otro post ¿Cuál es la ideología del fujimorismo? ¡Fujimorismo! por el amor de Dios su nombre lo dice: hacer, decir y pensar lo que diga haga y piense Alberto Fujimori y Keiko representa, orgullosamente a ese partido (?). La relación padre-hija poco o nada tiene que ver en la política y menos aún cuando se defiende y representa a un traidor a la patria, porque alguien que habiendo sido presidente de un país, elegido democráticamente (por lo menos en la primera elección, de las otros dos no me consta) que luego renuncia a dicha presidencia desde el extranjero y repentinamente dice ser japonés  y es más, postula a una de las Cámaras legislativas japonesas es un traidor a la nación que lo eligió. Entonces, Yoani ¿debemos los peruanos elegir a la candidata del fujimorismo?...
Sólo una última pregunta ¿Votarías tú por la hija de Fidel Castro?..

Saludos desde Lima.

martes, 17 de mayo de 2011

El precio de un beso

¿Cuánto cuesta un beso tuyo?
¿Un sol? ¿Dos soles?
¿O es que eres una puta cara?
¿Un día?¿Dos noches?
Tal vez una hora sea suficiente
¿Un detalle?
Seguro nunca lo obtendré, a lo mejor
mis mejillas es todo lo que tus labios tocarán
de mi grasoso cuerpo.
¿Cuánto tengo que invertir para ganar ese preciado ósculo?
¿Es esto un concurso? ¿dónde me inscribo?
Es un objetivo que no pienso olvidar, pero antes te pregunto
¿Cuántos labios ya has rozado?

viernes, 13 de mayo de 2011

Parada: tercer piso

El tercer piso de la biblioteca es un lugar casi desierto, ni los bibliotecarios andan ahí.Claro si los estudiantes con suerte y llegan al segundo piso en épocas de parciales para poder buscar un libro o un cubículo libre, no es extraño que las demás semanas del año esta pare vacía, sobre todo en ese tercer piso.
Unos cuantos salones con computadores que paran cerrados todo el día, dos baños, unas cuantas oficinas donde los teléfonos suenan sin ser contestados, libros abandonados a su suerte y un silencio tétrico digno de una película de suspenso, así es el desolado tercer piso de la biblioteca y eso lo sabe muy bien Ernesto, quien cada vez que puede sube para fumarse un porrito en un baño, tomarse unos tragos o simplemente quedarse sentado en el pasillo escuchando música por sus audífonos verdes. De vez en cuando sube alguien más, pero al verlo a él ahí entre drogado y borracho decidían bajar por temor.
Ayer consiguió unos cuantos gramos de marihuana así que decidió subir a fumárselo después de su clase de intro. Estaba ansioso, por subir y quedarse dopado en el suelo escuchando canciones de antaño.
La clase terminó a las 3 en punto, salió caminando tranquilamente, tomó el ascensor y por fin llegó. Entró en un baño y empezó a armar su porro. Pero un alarido lo desconcentró. Puta madre- pensó, aunque en un inicio se asustó, luego inició la ira al ver que toda la marihuana había caído al suelo. Volteó y vio a una chica saliendo de un cubículo ¿Qué haces aquí?- le preguntó la dulce chica de rasgos orientales. Hola, sorry creo que me confundí de baño- respondió conteniendo la cólera. La chica no respondió nada, sólo atinó a regalarle una tímida y temblorosa sonrisa. Ernesto se dispuso a, caletamente, recoger la marihuana que estaba desperdigada por el suelo, sin importarle continuar en el baño de mujeres, además él ¿Quién carajos va al baño del tercer piso? es más ¿quién carajos va al tercer piso? Para él devenía en indistinto si entraba al baño de mujeres o de hombres, ya que nadie andaba en ninguno de los dos. Pero, si él subía por algo ahí ¿haría ella lo mismo? Estaba en eso cuando una voz irrumpió en sus pensamientos.
-¿Te ayudo?- era la chica del baño.
-Ah, no gracias ya casi termino.
-Siento haberte echado a perder todo.
-No te preocupes, ya casi termino de recogerlo. Siento haberte asustado.
-Ja, no te preocupes, es que no estoy acostumbrada a que haya gente en el tercer piso. Casi siempre vengo y  es un lugar solitario.
-¿En serio? yo también subo a cada rato que raro que no te haya visto por aquí.
-Yo sí, pero nunca te hablé a causa de mi timidez.
Fue en ese momento en que la química fluyó, la compatibilidad flotó por los aires y ambos lo sintieron. Se miraron, no dijeron nada más. Él se paró, cogió su maleta y se retiró. Pero la duda se quedó en su mente, hoy aún sigue pensando en eso y en ella, en esa pequeña mirada que lo consternó ¿Por qué? Sólo había sido una conversación, nada fuera de los stándares de lo normal ¿O sí?..

sábado, 7 de mayo de 2011

Back

Has vuelto ¿Cierto?
Y esta vez estás dispuesta a quedarte,
maldita embustera, 
te has disfrazado de mil formas
y has logrado engañarme.
Me persuades a quedarme contigo.
Caeré, seguro que caeré 
alguna de tus tantas formas me hará caer, 
pero esta vez no será lo mismo
ya aprendí, ya experimenté y ahora me toca vivir.

domingo, 1 de mayo de 2011

Embriaguez

Ante ayer fue un día genial. Aunque no lo recuerde del todo.
Fui a una fiesta o una reu no recuerdo bien qué era, aunque cuando llegué el ambiente era más cercano a una fiesta infantil o así lo percibí yo. Niños y niñas por todos lados, conversando- o debería decir gritando-, usando sus novísimos nextels y disfrutando de su primerísima borrachera, o por lo menos eso parecía. De modo que, mi cuerpo y mente se sentían fuera de lugar, cual musulmán en iglesia. Aunque luego descubriría que tan niños no eran, o tal vez sí, pero no hacían cosas de niños. 
Andaba yo con unas increíbles ganas de alcoholizar mi cuerpo, así que eso empecé a hacer. Un vaso, dos vasos, tres vasos, el vodka empezaba a fluir por mis venas y a hacer efecto. No recuerdo exactamente a qué hora por fin empezaron a llegar personas de mi edad, entre ellos algunos amigos. Así que la cosa iba mejorando. Con varios vasos encima ya, inclusive hasta las niñas empezaban a ser atractivas para mí. Pero alguien por ahí me hizo recordar que ya tenía 18 y no podían andar haciendo huevada y media, creo que tácitamente me dijeron violador. En fin, me acabé el vodka y mi cuerpo seguía con ganas de alcoholizarse, los amigos seguían llegando y ahora sólo quedaba por tomar cerveza, la típica cerveza, sí aquella que te hace orinar cada 5 minutos y hace que tu panza se agrande increíblemente, pero era lo único bebible con alcohol, además de mi orina, que quedaba. Así que empecé a beber cerveza en cantidades industriales, y ese fue el acabose, mientras que todos, sutil y educadamente, tomaban de un sólo vaso de plástico (sí todos del mismo, nótese el sarcasmo), yo empujado por el alcohol, tomaba de la botella, sí de la botella de la cual luego todos se servían. Los minutos pasaban, las botellas se agotaban y yo me iba alcoholizando cada vez más, pero como había tomado cerveza en cantidades industriales necesitaba mear con urgencia. Guess what, lo que faltaba para coronar la noche: los típicos arrechos misios cachando en el baño mientras yo me meaba, genial justo lo que necesitaba. toqué insistentemente y rogué a papalindo porque el tipo fuera precoz y acabaran lo más pronto posible, y parece que así fue ya salieron a los 3 minutos. Fiuf.
Salí del baño y continué bebiendo cual vikingo feat pirata, para ese entonces ya no me importaban las niñas y decidí bailar con 2. No recuerdo qué bailamos ni de qué hablamos sólo que me dijeron que tenían 16, tan niñas no eran.. Bueno al final no pasó nada, yo andaba tan ebrio que ni recuerdo sus nombres, si es que se los pregunté.
Lo mejor vino después. Salí de la fiesta con unos amigos y no recuerdo cómo, no recuerdo por qué ni para qué uno de ellos empezó a hablarme de política. Me desperté instantáneamente, me revitalicé, mis aún alteradas neuronas empezaron a funcionar. Me dijo que votaría por Keiko y es más la defendió, puedo soportar que alguien, a causa de las circunstancias o en una manera de arrebatarle el poder a Humala vote por Keiko o por agradecimiento si es alguna víctima del terrorismo, pero ¿Defenderla? No hay forma.
Mis argumentos fueron un tanto confusos, pero contundentes. Jamás votaría por la hija de un ex-dictador, alguien que se burló de la democracia y del voto que millones de peruanos le confiaron, es más no es el hecho de que sea su hija, es el hecho de que lo defienda. Hace unos días una amiga me preguntaba si no haría lo mismo por mi padre, pues no, lo repito, si mi padre fuese tan basura como el Sr. Fujimori pues lo querría, lo iría a visitar a la cárcel, pero jamás lo defendería es más yo mismo condenaría tales actos y no habría forma de que me presente con su apellido a unas elecciones presidenciales. Tampoco votaría por Keiko porque representa, orgullosamente, al fujimorismo, una plaga que dañó todas las instituciones del país, que violó derechos humanos y que amenaza con hacerlo en este gobierno, quienes no lo saben Keiko ha dicho que así como actuaron con el terrorismo actuarán ahora con los delincuentes ¿Qué significa eso?..
Mi amigo seguía con sus argumentos y me hablaba del tan temido cambio de Constitución. Pues yo no ando a favor de un cambio de Constitución, mas sí de una reforma. A pesar de lo que digan muchos, desde mi simple visión, considero que un capital extranjero, con un fuerte respaldo, con gran tecnificación, no puede competir de igual a igual con un capital nacional. No me parece justo que las comunidades campesinas ahora se hayan quedado desprotegidas (quienes no lo saben antes sus tierras eran inembargables, inalienables e imprescriptibles, ahora son sólo imprescriptibles). Pero bueno eso sería todo un tema de discusión. Mi amigo decía también que el crecimiento no se podía detener, o algo así es lo que recuerdo. Yo le decía que el crecimiento era sólo para nosotros, los de Lima porque Shakira venía a movernos el culo y Paul McCartney a cantarnos Hey Jude, pero en provincias en los lugares alejados ¿Se veía eso? Él decía que Keiko podía crear esa distribución necesaria. Ahora tampoco quiero quedar como el humalista o el izquierdista, porque definitivamente no lo soy. Hay, en el plan de Humala muchos defectos y es cierto la incertidumbre será pan de cada día y he aquí mi solución, solución que le comenté a mi amigo: las fuerzas democráticas y todos los democráticos debemos unirnos más que nunca, salga quien salga sea la dictadura tangible o la intangible, los que creemos en la democracia, sin importar nuestra visión de su forma, debemos defenderla con coraje. Y condicionar nuestro voto a una régimen democrático, las reformas económicas se pueden hacer siguiendo los procedimientos y quien sabe tal vez resultan efectivas, pero la forma no debe ser para nada autoritaria, así como la supuesta continuidad de tal régimen económico tampoco debe ser impuesto, ni egoísta.
Para terminar con el relato de la noche, recuerdo que terminé tomando un taxi y sacando la cabeza por la ventana  haber gritado: ¡Recuerda, el crecimiento no llega a todos! Luego le pregunté al señor del taxi por quién votaría y adivinen cuál fue la respuesta: por Keiko...



Para terminar les dejo una grandiosa frase de la diosa griega Yoani Sánchez:


"Nos han hecho creer que protestar en público contra los despidos masivos, el alto coste de la vida o para exigir la renuncia de un Gabinete son gestas que emprenden otros, acciones que solo son posibles fuera de nuestras fronteras nacionales.
Nos han quitado las calles, nuestras calles."
Yoani Sánchez
05-02-11





NOTA 1: Siento haberme ausentado tanto, prometo tratar de publicar más seguido.