lunes, 7 de marzo de 2011

Nadie me quita lo gozado

Hola ¿En qué los puedo ayudar?- preguntó la chica de la boletería.

Era una tarde de invierno limeño, todo estaba gris y lleno de neblina, la humedad calaba en los huesos de Silvana quien vestía un poncho para apaciguar el frío que sentía. 

-Dame dos entradas para Encantados, dijo Silvana. 

Martín no parecía estar enfadado a pesar de que compraría entradas para una película animada de Disney. Y es que en verdad él había aceptado a que Silvana sea la que eliga la película. Al fin y al cabo sé que no la veremos, había pensado Martín. 

Silvana aparentaba estar emocionada por la película, pero todo era una simple actuación. En el fondo ella sabía lo que pasaría al entrar en esa sala. Inclusive fue ella quien propuso ir a la función de la 1 de la tarde un día jueves. No quería demostrar las ganas que tenía de tirar en un lugar público, así sea con poca gente... para empezar.

La función empezaba 1:15 y eran recién las 12:50. No pronunciaron palabra alguna, se miraron fijamente, se tomaron de las manos y se sentaron en una banca. Así esperaron los 25 minutos. Mirando a la pared morada frente a ellos y de cuando en cuando sacando el celular para ver cuántos minutos restaban para su aventurilla. Par de arrechos, pensaba Martín con el pasar de los minutos, eso es lo que somos un par de arrechos. Ni siquiera tenemos tema de conversación, sólo estamos el uno con el otro por el cuerpo y el placer carnal. Martín podía pensar todo eso, pero en verdad le era irrelevante, no iba a hacer nada por cambiarlo porque le gustaba cómo estaban las cosas en ese momento. Es algo que las mujeres llaman: "Instinto del hombre".
Y por fin el celular de Silvana marcó la 1:13. Ya faltan 2 minutos, amor, creo que deberíamos ir yendo. Martín asintió con la cabeza y se dirigieron a la sala 12. Cundo entraron se dieron con la sorpresa de que habían unas cuantas personas más en la sala, no más de 5, pero no era lo planeado o por lo menos lo imaginado. Porque a decir verdad esto fue algo imaginado y planeado implícitamente.


Fue en una noche tras una larga sesión de sexo. Silvana estaba echada en su cama y Martín estaba en el baño del viejo hostal al que solían ir. A pesar de que había sido una larga sesión Martín ya no se excitaba como antes, había algo que con el tiempo simplemente fue cambiando. Se lo dijo a Silvana en una frase directa y sencilla: 
-Oye, hay algo que ya no es igual ¿No?
-¿A qué te refieres?- contestó Silvana mientras se ponía la camisa de Martín encima y caminaba hacia el baño.
-A esto pues, a esto de tirar ¿Crees que le esté perdiendo el gusto? ¿O será que tenemos que probar cosas diferentes?
-¿Diferentes? Pero ¿A qué te refieres? Ya probamos casi todas las poses y los tipos de sexo que conozco ¿O acaso prentendes darme por la nariz?- preguntó Silvana en un tono irónico y sensual.
-Ja, por la nariz. No me refiero a eso. Tal vez es el lugar, debemos buscar algo menos pudoroso.


Y después de 3 semanas estaban ahí, entrando a esa sala de cine que sería EL lugar.
Buscaron, como era de esperarse, asientos libres en la última fila. Gracias a la Providencia los demás comensales habían optado por butacas 5 filas más abajo. Silvana levantó el reposabrazos que la separaba de su enamorado y se echó sobre su pecho. Aún no quería iniciar nada porque las luces seguían encendidas y siempre la oscuridad era quien se encargaba de sacar a flote ese lado pasional en ella. 
Las luces se apagaron y la película empezó con el castillo de Disney apareciendo.  Ni Martín ni Silvana se percataron de ello porque empezaron a besarse intensamente. Silvana se sacó el poncho que llevaba encima y lo usó para tapar aquellas zonas que, por más impúdicos que quieran ser, no podían andar mostrándolas y para que, de ser descubiertos, puedan arreglar algunas cosas ahí abajo antes de que alguien levante el poncho. De modo que, también era una forma de protección.
Los besos se iban combinando con los toqueteos, que para ese entonces ya eran bastante sexuales. 
Pero había algo que Martín no le había confesado a Silvana, estaba con un dolor de panza que lo estaba matando. Pero las ganas de follar habían podido más que el dolor, así que hasta el momento no había dicho nada. Silvana empezó a besar el cuello de Martín y sus manos ahora se concentraban en el falo de su pareja. Bajó la cremallera, desabrochó el pantalón y ligeramente lo bajó. La excitación de Martín había vuelto, estaba volviendo a sentir lo que sentía en las primeras veces con ella. No se había equivocado, el antiguo hostal les había creado monotonía. Pero por otro lado el dolor de panza había incrementado terriblemente, era exactamente bajo el ombligo, quienes han tendio dolores de ese tipo podrán imaginar como termina esta triste historia.
Finalmente Silvana bajó hasta tener al 'amiguito' de Martín en sus labios y cuando se disponía a darle LA mamada Martín soltó un flete increíblemente ruidoso y sonoro. Silvana se enderezó en el acto y cacheteó a su novio, se había sentido completamente humillada. Martín, por el contrario se sentía liberado del dolor de panza que lo atormentaba y a la vez excitado porque cumplió- en parte- su fantasía. Sabía que unas flores y un peluche podrían solucionar y hacer que Silvana olvide ese penoso episodio, o por lo menos eso era lo que esperaba.
Igual, si no me perdona- pensó- nadie me quita lo gozado


NOTA: Espero que les guste, cierto mañana (8/03/11) HUEVADECES ESTÁ DE ANIVERSARIO. Cumplimos 9 meses o 3/4 se año en la blogósfera. Espero saludos conchesusvidas. Los quiero :D

8 comentarios:

  1. jajajajajajajajajajaja ....
    yo me estaba alucinando que Martin iba a invocar una conversacion con el presidente
    (la mas cochina xD)

    Feliz aniversario adelantado
    (yeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!)

    ResponderEliminar
  2. Estás de Mesiversairio Nº9 Felicidades!

    Su blog, aunque calenturiento, arrecho, carretón y paj... Es un buen blog. Único en su estilo.

    Un pequeño regalo para usted y para fomentar su creatividad:

    Entre a:

    http://lady1754.blogspot.com/?zx=fed0f1d8991b1401


    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. jajajaja q pendex x Dios!!

    xD

    pues naa
    Feliz aniversarioooooooo :)! wuhu
    xd

    ResponderEliminar
  4. Pobre chica xD pero esas cosas pasan y si hay suficiente confianza mas se toma como gracia que con molestia xD

    Felicidades!
    Si yo cumplo mas de 6 meses con el blog, hago tono xD

    ResponderEliminar
  5. ¡Cuando no tú, MASTURMAN!

    uUn abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Feliz dia bro!!
    ...y me refiero al aniversario de tu blog eh xD!

    ResponderEliminar
  7. Feliz Mesesario xD

    Esas cosas pasan. Pero peor es tirar al poco rato de haber comido. Terminas con un dolor de estómago de la ptm y/o vomitas.

    Saludos!

    ResponderEliminar