martes, 1 de marzo de 2011

7 de abril

Nací el 7 de abril de 1993. Un miércoles santo en sabrá Dios dónde. (lo sé es extraño pensar que yo nací en semana santa).
De modo que en pocas semanas estaré cumpliendo 18 años. Muchos creerán que me emociona ser mayor de edad y poder por fin entrar a discotecas o comprar alcohol (patrañas, en Lima puedes hacer eso y muchas cosas más a los 15) ; sin embargo no ando tan feliz.
Desde hace ya varios años soñaba con tener 17, tener 17 y ser invencible. Los 17 siempre fueron mi edad soñada y hasta el momento así se proyectan.
Empezó un día antes, el 6 de abril de 2010. Lo vi, ese día lo pude ver y oír. Terminó de hablar y me acerqué corriendo ¿Cómo olvidar sus blancas cabelleras, su nariz aguileña y sus dientes de conejo? Recuerdo que tenía la mano helada. Sólo le dije: Felicitaciones don Mario ¿Existe una mejor manera de empezar los 17 que no sea escuchando un discurso de Vargas Llosa?
A los 17 soñé, amé, lloré, cumplí, prometí, escribí, ESCRIBÍ. Sí, se me dio por re abrir este mosqueado blog que ahora parece tener una cierta audiencia (a propósito, gracias por eso).
Estoy en las últimas semanas de mis amados 17 y no quiero, me resisto a pensar que en unas semanas diré: "Tengo 18". Un lado mío quiere ser mayor de edad, quiero independizarme pronto y adquirir capacidad de ejercicio es, definitivamente, el primer paso. Pero otra parte, quizá la mayor, me dice que no, que quiere seguir teniendo 17 toda su vida, ser un menor de edad no tan maduro, jocoso y burlón que no piensa en el mañana. Ese lado nostálgico me dice que este 7 de abril no estará feliz, este 7 de abril yo no cumpliré 18, este 7 de abril yo dejaré de tener 17, y eso señores es una mala noticia. No me pone para nada feliz saber que dejaré de tener 17.

Bah, tal vez sólo estoy siendo un tanto idiota, no creo que muchas cosas cambien realmente. Estoy siendo extremada y innecesariamente negativo. Tal vez me estoy adelantando porque para el 7 de abril de este año aún falta más de un mes. Tal vez no es para tanto.






NOTA: Odio a Alan García (un motivo más), porque decidió que las elecciones sean el 10 de abril, de modo que el fin de semana más cercano a mi cumpleaños habrá Ley seca (Fail).

Adjunto: imagen de uno de mis huesos desformes. Sé que no tiene nada que ver con el post, pero se me dio por ponerla y como es MI blog yo mando ups.

10 comentarios:

  1. tener 18,
    no es la gran cagada... así que tómalo con calma, xD

    tu imagen da cosas.

    ResponderEliminar
  2. jajaja Aries!!!
    yo soy del 22 osea tauro u.u
    jajajaja
    pues nada, todo relax

    ResponderEliminar
  3. No cambiará gran cosa compadre... SOLO TENDRÁS QUE TRABAJAR.

    Provecho.

    ResponderEliminar
  4. Yo aun sigo en mis 16's, a veces en mis 19's, y la mayoria del tiempo en mis 23's

    Comence la mayoria de edad haciendome mi primer tatuaje 3 dias despues de cumplir los 18
    Aun amo ese momento
    =)

    Fuerzas!

    ResponderEliminar
  5. A la mierda tienes un omóplato mutante.

    Chócala yo tengo clavículas mutantes (aunque ahora no se notan debido a que estoy subido en kilos)

    ResponderEliminar
  6. Para mí haber cumplido 18 no significó nada, sobretodo ahora que tengo que preocuparme por los 30 xD!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. ouh shit!!
    que le paso a ese hueso!!!
    los 18 ya dejaron de ser tan importantes, asi que normal.

    ResponderEliminar
  8. no cumplas 18, ya está :D
    a mí tampoco me gustó cumplir 18 :S

    ResponderEliminar
  9. mas responsabilidad, nada mas. Q feo tu hueso es el de la espalda no

    ResponderEliminar
  10. yo tambien me sentia algo asi pero me recontra alegre cuando supe que podia sacar mi carnet de conducir, trabajar y pagar mis costosos antojos xD y entrar (legalmente) a una disco jajajaja.
    Saludos

    ResponderEliminar