viernes, 11 de febrero de 2011

Lágrimas de un hombre.

Siempre pensé que la primera mujer con la que me acostaría, sería la misma que despertaría a mi lado en mi último día de vida. Pues ya veo que no es así. La vida viene, va y a veces no es lo que esperamos o planeamos.- me dice Esteban mientras las lágrimas caen de sus ojos y empañan sus lentes redondos.
La verdad no sé qué decirle, está devastado y es mi amigo. Así que le digo lo primero que se me viene a la mente: Hay tantos caminos que es muy fácil no poder diferenciar entre el correcto y el que nos sepultará.

Y aquí está una vez más. Frente a un espejo llorando como un idiota por una persona que ya se fue, que ya tomó su camino, equivocado o no, ya lo decidió y no hay marcha atrás.
Le duele estar aquí, en esta habitación en la que un día estuvimos juntos, en la que un día decidieron unir sus cuerpos por primera vez y donde hicieron miles de promesas que ahora se convierten en simples tonterías de chicos adolescentes. Hoy, son una cifra más, un par de jóvenes precoces más. Y pensar que él realmente buscaba algo para siempre. Parece que su caso se puede generalizar, que a esta edad nada es lo suficientemente conciso como para resistir.

Le mentiste ¿Cierto? Le mentiste al decirle todas esas excusas burdas e inexactas ¿Jugaste con él? Tal vez sólo querías algo pasajero, pero no debiste ilusionarlo. Debiste ser sincera y decir que sólo quería encamarte con alguien, tal vez hasta yo me ofrecía para hacerte el favor. En fin, ya no te diré lo que debiste haber hecho.

¿Sabes qué es lo que más me duele?- continúa Esteban - su desinterés, su actuar una vez que todo terminó. Fue como si no le importara, como si fuera uno más y ya, ya está pasó y lo olvidó ¿Quién dice que los hombres tenemos que ser caballeros y jamás insultar a una mujer? Pues yo hoy le digo perra, es una perra porque no le importó lo que yo sentía me dejó herido, se dio media vuelta y abrazó a otro. Me usó mientras le convenía, una vez que dejé de ser conveniente, simplemente me desechó.
Yo sigo en silencio, porque sé que lo que él dice es cierto. Empiezo a odiar y a convencerme, también, de que es una perra.
¿Por qué lo usaste? ¿Cuál era el fin? ¿Burlarte? ¿Ganarle? ¿Humillarlo? ¿Alguna vez lo quisiste? O tal vez nunca entendiste el significado de la felicidad y sólo lo relacionaste con el éxito.

Please answer me.

7 comentarios:

  1. No me da pena Esteban, porque entiendo la posicion de la chica, todos sabemos que el amor adolescente nunca dura, es pasajero, cosa de chicos.
    Ella debe seguir su camino, porque se dio cuenta que Esteban no seria para siempre, no lo amaba y fue sincera en dejarlo; mal haría si hubiera seguido con él, ya que tarde o temprano terminarian.

    ResponderEliminar
  2. Eres mujer ¿Cierto?..
    Seguro no pensarías lo mismo si invierto lo roles.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Dejémonos de opiniones subjetivas. Sea hombre o mujer, la relación es de a dos. Si los dos le ponen ganas y deciden madurar y aprender juntos entonces no tendrá lugar eso de "el amor de adolescentes nunca dura". Esas son mierd@s que inventa la gente para excusarse de su incapacidad de madurar.

    ResponderEliminar
  4. respondo diciendo que
    1.- No soy mujer
    2.- Te hablo por experiencia y se lo que "no siente la chica por Esteban"
    3.- El amor no esta para los adolescentes aun, asi que la vida y disfrutala.

    PD: Yo no te saludo pe.

    ResponderEliminar
  5. Coincido contigo David der Natch. Las personas no desean madurar y prefieren hacer las cosas 'prácticamente' sin complicaciones y sin lecciones.
    Anónimo (o mejor dicho Jair) no te responderé por aquí, todo al msn.

    ResponderEliminar
  6. De chiquillo uno se paltea por cosas sin importancia. El patita en cuestión aún tiene miles de mujeres y miles de horas por delante.

    La depresión de tu amigo sólo sería entendible si estuviera desahuciado, con las horas contadas o si tuviera la seguridad que no se le parará más. El resto son nimios lloriqueos. ¡Mujeres hay como cancha!

    Ahora, si la flaca es como la pintan, en vez de llorar, yo me preocuparía más en recordar si lo hice con condón o sin él.

    Buena suerte muchachos.

    ResponderEliminar
  7. Como dicen: el tiempo cura las heridas.
    El tiempo se encargara de borrarla de la mente de tu amigo.
    O como tambien dicen: lo que no mata te hace mas fuerte.
    Saludos

    ResponderEliminar