jueves, 24 de febrero de 2011

Crónica de una noche bellaca, continuación

Antes Huevoncio recomienda leer la primera parte

Ya, ya no lo jodas tanto- dice alguien por ahí.
¡Es Miguel! Esto puede parecer gay, pero lo veo y no puedo evitar estar feliz. Miguel es un pata del cole. Conocido por ser miembro de la barra de Alianza y un tira piedras. Un fiel comensal de Niza y marihuanero por excelencia.
-¿Tú? jaja ¿Qué carajos haces tú aquí, Bruno?
-Nada, vine con Mario y Carlos porque no teníamos planes.
-Oe, pero hubiera pasado la voz pe' causa. Si somos promo. Y tú no jodas, ya sabes él es mi causa, le dice al supuesto traficante. Oe causa, pero también como no querías que te jodan si tas en esas tabas pe. No seas malo.
No sé qué decir ¿Qué tan malas pueden ser unas zapatillas de lona? Son unas simples converse's.
-Ya vamos, vamos yo toy ahí con toda mi batería. Vamos a buscar a Mario y Carlos.
 Ahora sí que estoy aterrorizado ¿Con su batería? What the fuck? Bueno aunque prefiero eso a haber sido atacado por el chico del baño.
Empezamos a caminar por la discoteca en busca de Mario y Carlos y mientras avanzamos me doy cuenta que Miguel no para de saludar a quien se le cruce. Se conoce a todos, hasta saluda a los VIP's, pero aquí no lo llaman Miguel sino 'Micky'.
Y por fin encontramos a Mario y a Carlos, estan bailando salsa con dos chicas nada agraciadas. Se sorprenden al ver a Miguel, este les dice algo que no logro escuchar por el horrendo sonido de aquella salsa. Finalmente terminan caminando hacia una esquina y yo los sigo, espero no perderlos de vista porque sino me cago- pienso.
Miguel empieza a hablar con unos 10 chicos, entre mujeres y hombre, y nos señala, nos saludan y nos ofrecen una botella de agua Vida, creo que son los mismo que estaban tomando cuando llegamos al local. Siento que todos empiezan a observar mis zapatillas y la verdad es que yo tampoco puedo dejar de ver sus vestimentas. Todos con gorra y dos tienen lentes de sol. Sí, lentes de sol en una discoteca a la medianoche.
La botella ha ido pasando de mano en mano, todos tomando en un vaso de plástico. Ahora está en Mario quien está a mi lado, la verdad es que no quiero tomar ¿Qué diantres será? Me pasan la botella y luego el vaso. Parece una gaseosa oscura combinada con algún tipo de licor barato. El solo oler me marea. Empiezo a beber de a pocos y siento que me quema la lengua, pero no puedo escupir, si lo hago todos me pegan- pienso- así que mejor la tomo en seco. Paso la botella y uno de los amigos de Miguel me dice asu batería tas con sed. Trato de sonreír, pero no puedo estoy con el sabor de aquella bebida en la lengua y siento que mi estómago está quemándose ¿Qué diantres me han dado? ¿Lejía? En fin espero que ya sea tarde así que saco el celular para ver la hora. Maldita sea son recién la una.
Las rondas con aquella botella continúan y la botella parece no acabarse, son como 4 veces que pasa por mí y aún no se acaba ¿O tal vez tienen varias?
La música empieza a cambiar, ahora suena un reggeaton que rompe mis tímpanos, no logro identificar la canción, sólo sé que es reggeaton porque la gente se empieza a mover de manera un tanto explícita.
Una chica me jala del brazo y se pone a ¿Bailar? Esperen ¿Estoy en Niza bailando con una chica? Pues sí, eso parece. Ella se sostiene de un tubo con ambas manos y empieza a empujar con mucha fuerza su trasero sobre mi falo. La turbia sustancia y el alcohol que contenía empiezan a hacer efectos en mí y mi lado bellaco sale a flote. Comienzo a empujar la cabeza de la chica hacia el piso y no mentiré, la presión de nuestros cuerpos es tal que empiezo a erectarme.
La canción termina y Carlos me dice: ¿Ves? Y tanto que te quejabas, ahora te veo bien. Sólo atino a reírme y beber nuevamente de esa sustancia que ahora me parece aceptable. Los tragos continúan, al igual que los bailes.
2:50 am estoy bailando salsa con una desconocida, definitivamente estoy ebrio. Para mi salvación Mario y Carlos me dicen que ya es hora de irnos. Me despido de Miguel y sus amigos y todos me dicen que vuelva el otro domingo. Salimos de la discoteca y tomamos un taxi.
3:20 am estoy en mi cama tratando de dormir, llegué hace unos minutos a mi casa y he tenido que poner ropa en la lavadora aunque no esté funcionando porque el olor a marihuana se había impregnado en mí ¿Qué carajos? ¿Ahora los amigos de Miguel serán mi batería? ¿Me volveré un asiduo concurrente de Niza? No hay forma. Yo jamás pisé este lugar, este día no existió.




NOTA: Los sucesos relatados en este blog no son necesariamente reales.
Gracias


HUEVONCIO.

martes, 22 de febrero de 2011

Secretos

Considero todo el post 'Inevitable confesión' un conjunto de secretos, pero hay un juego rondando entre los bloggers y ahora es mi turno. Con ustedes, my dirty little secrets:

1. Sonámbulo:
Esto es algo que muy pocas personas lo saben, de niño tuve episodios de sonambulismo, no recuerdo nada más que haber despertado en el baño de mi casa. Aunque calmen, no tengo episodios de sonámbulo desde hace bastantes años.

2. Tv shows:
Soy adicto a Plus Tv, me gusta mucho sobre todo.. Oh Diosas. Sí leyeron bien, Oh Diosas, me parece un programa genial.

3 ¿Secreto?:
No sé si esto pueda ser considerado un secreto, es más un sueño. Quiero publicar un libro

4. Miedo:
No hay nada que me dé más miedo que un travesti. Recuerdo que una vez caminando por la Av Canadá pasaron unos y mi brazo rozó el suyo. Fue simplemente fatídico.

5. Obsesividad:
Cuando dije que era obsesivo, no lo decía en broma. He llegado a entrar a facebooks que no son míos para espiar.

6. Celos:
No me gusta que me quiten lo que es mío. Ni siquiera mis amigos, son mis amigos y de nadie más. Got it?

7: No sé qué poner como séptimo secreto.


Ahora me toca mandar, pero realmente me da un poco de flojera pensar en gente y siento que algunos no lo harán así que haremos algo más divertido. Quienes lean este post y le guste el juego pues simplemente comenten como un 'lo hago' y veré sus blogs :) sólo dicen 7 secretos y luego mandan la maldición a 7 personas.
Saludos.


NOTA: Pronto la continuación de 'Crónica de una noche bellaca'.
NOTA 2: Lo edité porque me olvidé el título jaja el más idiota.

lunes, 21 de febrero de 2011

Crónica de una noche bellaca

Alcohol, brillo, robos, peleas, drogas. Esta es mi noche, mi noche bellaca.

10:53 p.m. estoy parado en el umbral de una reja, impaciente, desesperado y con miedo. Espero a mis amigos que prometieron llegar hace 20 minutos en '5 minutitos'. Hoy quiero salir y la necesidad me obliga a aceptar cualquier plan, inclusive si este incluye grandes riesgos. Esta noche va a ser una gran cagada, estoy seguro- digo en voz alta. Un anciano pasa y me mira extrañado, no me importa mucho, estoy acostumbrado a que me miren mal por hablar solo en voz alta.
Analizo detalladamente cada carro que pasa para ver si mis amigos están en uno de ellos, pero no llegan y yo me cago de frío. Veo a las gentes caminar con grandes bolsas en las manos, estoy parado en el estacionamiento de un centro comercial limeño muy conocido. Son las 11:15 y yo sigo aquí parado, empiezo a impacientarme y a llamarlos por el celular, pero no contestan. Es cuando me pongo a pensar a dónde diantres iremos esa noche, espero que no sea un lugar muy lacra ni lleno de 'amixers'.
Finalmente veo un carro aproximarse con dos personas en el asiento trasero. Son ellos- digo. El auto se estaciona frente a mí y me hacen señas para que suba al taxi, corro y abro la puerta de adelante. Mario le dice al conductor: Ahora sí señor a donde le dijimos.
-¿A dónde carajos vamos ah?- pregunto.
Carlos se ríe y Mario me responde: Ya verás, ya verás.
El auto empieza a ir por la Javier Prado en sentido oeste, yo voy mirando por la ventana y sigo pensando, veo por el espejo retrovisor que Mario le dice algo a Carlos en el oído y se ríen, presiento que se están burlando de mí.
-Oigan putas ¿Qué están planeando ah?
Mario vuelve a reír y dice 'nada, nada' pero acuérdate que tú dijiste que no importaba el lugar, igual irías.
-Sí, lo sé.
El auto da la vuelta en la avenida Arequipa y empieza a tomar la ruta hacia el centro de la ciudad.
-Oe ¿Cómo estás yendo ah?- me pregunta Carlos.
-Normal con un jean, un polo y converse's.
-No jodas huevón ¿Estás yendo en converse? Ya nos robaron- grita Mario para luego reírse o debería decir, burlarse.
De pronto el auto se estaciona y dice ya, llegamos. Bajo la ventana, sacó la cabeza y empiezo a mirar el lugar, no puede ser, por la puta madre. Mientras mis amigos pagan el taxi yo empiezo a arrepentirme de haber aceptado venir.
-¿Y, te vacila la disco?¿Te han hablado de esta disco?- pregunta Carlos mientras me da palmadas en la espalda.
-Puta madre huevón ¿Es en serio?- replico.
Mis amigos empiezan a reír y empiezan a caminar hacia la puerta. Estoy parado en la puerta de la famosísima discoteca "Niza", lugar donde las masas limeñas vienen a saciar su sed de sexo rozándose unos con otras. Miro a ambos lados y veo gentes agrupadas, gritando, insultándose, bebiendo todos de una botella de agua Vida que contiene una sustancia un tanto turbia y extraña para mi paladar. Todos andan vestidos igual: los hombres con jeans anchos, polos hasta la rodilla y blancos y una gorra con visera plana, las mujeres con shorts de jean un polo pequeño y zapatillas blancas. Me quedo petrificado observando a todas esas personas hasta que Mario se acerca y me pregunta ¿Qué tanto miraba?. Ya era hora de entrar.
Entré y la música me reventaba los oídos, sentía que el calor me derretía la piel y el humo me cegaba. El olor a cigarrillo inundaba el local, el cual probablemente ya había sobre pasado su capacidad de aforo. Mario y Carlos se dirigen hacia la barra y yo los sigo. Pedimos 3 cervezas que más parecían agua con sabor a cerveza. Dejo el vaso en la barra y empiezo a observar a las personas, casi no veo a las chicas, sólo a puros hombres bailando. Cambian la canción y suena una salsa bastante conocida, ahora sí veo a las chicas, todas estaban, como vulgarmente se dice, 'en 4' perreando.
Odio la salsa, voy caminando por el local viendo a las gentes bailar y analizando todo. De pronto escucho  ruidos, la gente empieza a gritar. Una pelea ha iniciado. Volteo buscando a mis amigos, empiezo a sentir miedo, miedo por mí y miedo porque sean ellos quienes están metidos en la pelea. Unos guardias me empujan y corren hacia el lugar del disturbio. A los pocos segundos pasan empujando a tres chicos. Los observo y me percato que uno tenía la cara y el polo ensangrentados. Los otros dos tenían pistolas en las manos.
- ¿Dónde carajo estabas huevón? -es la voz de Mario- pensamos que te habían pegado por usar converses.
- Puta madre ¿Viste? Tenían pistola y el otro estaba con un corte- comenta Carlos.
Me quiero ir pero recién es media noche y estoy seguro que ni Mario ni Carlos querrán irse aún. No es que les guste frecuentar estos lugares, pero sé que me dirán que yo había aceptado ir a cualquier lugar. No tenía opción a reclamos.
Decido ir al baño a mojarme el rostro, el lugar es un infierno. No hay suficiente ventilación y el calor es sofocante. Entro y un chico de unos 20 años me pregunta si deseo cocaína o marihuana. Le digo que no, pero él insiste y me dice que tiene de la buena "esta no es como la del causa de afuera pe, ese te vende roja, esta es purita". Repito que no deseo y me dirijo a los lavaderos, abro el caño y el traficante me vuelve a insistir. Le digo, nuevamente, que no deseo, pero esta vez antes de que pueda terminar de decirle que no me di cuenta que tenía una navaja en la mano. Estoy petrificado y empiezo a pensar que jamás debí haber aceptado ir a 'cualquier lugar'...

Continuará.

viernes, 18 de febrero de 2011

Reflexión post-valentín

"A mi amigo lo quiero mucho a pesar de que sé que está equivocado"
Bertrand Russell
   

Pía es una linda chica, inteligente, bondadosa e inocente- o por lo menos eso es lo que quiero pensar, ya que si no es inocente, es cojuda sólo esas opciones existen. Más de uno querría estar con ella, es más estoy seguro que en este mismo instante algún chico estará pensando en ella. Pero ella está enamorada o mejor dicho idiotizada. A pesar de que no es su enamorado el susodicho puede hacer lo que quiera con su vida. Basta con que diga NO para que Pía- idiotamente- repita NO, NO, NO Y NO. Pía ha dejado de ver a amigos, ha dejado de hacer cosas que amaba y hasta ha cambiado su forma de vestir y hablar. Todo esto sólo porque el chico que le quita el sueño se lo pidió. Él ni siquiera tuvo que insistir, tan sólo dijo lo que no le gustaba, lo que cambiaría y ella lo modificó para complacerlo. Pero si ya cambió tanto ¿Por qué no son enamorados de una vez? Según mi teoría él sólo quiere aprovecharse, le encanta ver cómo puede modificar cosas a su antojo. Claro como en su casa no ata ni desata, le gusta sentir ese poder en la vida de otra persona, lo fatídico es que 'esa persona' es Pía.
¿Por qué ella no se da cuenta? ¿O será que le gusta estar sometida?
Recuerdo haber visto al chico con otra. Los vi de la mano y abrazados, los vi besándose. Pía me creyó, o por lo menos dice que hizo eso, pero siguió con sus planes. Entonces ¿No me creyó o me cree, pero aun así lo 'ama'? ¿Es eso amor? ¿Es obsesión? ¿Es dependencia?

Ayúdame, amigo lector.

viernes, 11 de febrero de 2011

Lágrimas de un hombre.

Siempre pensé que la primera mujer con la que me acostaría, sería la misma que despertaría a mi lado en mi último día de vida. Pues ya veo que no es así. La vida viene, va y a veces no es lo que esperamos o planeamos.- me dice Esteban mientras las lágrimas caen de sus ojos y empañan sus lentes redondos.
La verdad no sé qué decirle, está devastado y es mi amigo. Así que le digo lo primero que se me viene a la mente: Hay tantos caminos que es muy fácil no poder diferenciar entre el correcto y el que nos sepultará.

Y aquí está una vez más. Frente a un espejo llorando como un idiota por una persona que ya se fue, que ya tomó su camino, equivocado o no, ya lo decidió y no hay marcha atrás.
Le duele estar aquí, en esta habitación en la que un día estuvimos juntos, en la que un día decidieron unir sus cuerpos por primera vez y donde hicieron miles de promesas que ahora se convierten en simples tonterías de chicos adolescentes. Hoy, son una cifra más, un par de jóvenes precoces más. Y pensar que él realmente buscaba algo para siempre. Parece que su caso se puede generalizar, que a esta edad nada es lo suficientemente conciso como para resistir.

Le mentiste ¿Cierto? Le mentiste al decirle todas esas excusas burdas e inexactas ¿Jugaste con él? Tal vez sólo querías algo pasajero, pero no debiste ilusionarlo. Debiste ser sincera y decir que sólo quería encamarte con alguien, tal vez hasta yo me ofrecía para hacerte el favor. En fin, ya no te diré lo que debiste haber hecho.

¿Sabes qué es lo que más me duele?- continúa Esteban - su desinterés, su actuar una vez que todo terminó. Fue como si no le importara, como si fuera uno más y ya, ya está pasó y lo olvidó ¿Quién dice que los hombres tenemos que ser caballeros y jamás insultar a una mujer? Pues yo hoy le digo perra, es una perra porque no le importó lo que yo sentía me dejó herido, se dio media vuelta y abrazó a otro. Me usó mientras le convenía, una vez que dejé de ser conveniente, simplemente me desechó.
Yo sigo en silencio, porque sé que lo que él dice es cierto. Empiezo a odiar y a convencerme, también, de que es una perra.
¿Por qué lo usaste? ¿Cuál era el fin? ¿Burlarte? ¿Ganarle? ¿Humillarlo? ¿Alguna vez lo quisiste? O tal vez nunca entendiste el significado de la felicidad y sólo lo relacionaste con el éxito.

Please answer me.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Inevitable confesión

Porque lo prometido es deuda, aquí un post que tenía guardado como borrador hace mucho tiempo, ojalá les guste. Saludos.


Es vanidoso, dice ser liberal, sin embargo es un tanto prejuicioso y conservador en algunas cosas. Casi siempre está alegre, mas no feliz. Muere por tener hijos, aunque no por casarse. No juega counter, ni winning, ni nada de lo que el común denominador suele jugar. Sus amigos le suelen reclamar ese tipo de cosas, pero le es irrelevante. Él no se considera rebelde, odia que le digan que es rebelde, dice que es una 'pose', pero yo que lo conozco bien puedo decir que sí lo es, e inclusive lo es más cuando dice no serlo. Es asquerosamente obsesivo, me llega a hartar su obsesión. Por una extraña razón suele olvidar las cosas más importantes, las palabras que dice o las cosas que hace, sobre todo en 'momentos'. No piensa laborar en lo que estudia, a pesar de que le fascina esa carrera. Tiene un serio problema auditivo, ah cierto y encima es daltónico. No le gusta el fútbol. Tiene una suerte de admiración por el alcohol y sus efectos. No sabe bailar, por eso agradece a la Providencia que el ritmo de moda sea el reggeaton, "así- dice él- sólo tengo que moverme de un lado al otro". Escucha música de todo tipo, en especial la depresiva y a pesar de lo dicho anteriormente, odia el reggeaton. Admira a Vargas Llosa, con o sin nobel, en verdad su pasión era mayor cuando no tenía el Nobel, porque ahora que lo ha obtenido como que está de "moda", terrible lo que han hecho con su modelo a seguir. Gusta de las mujeres menores. Las personas que lo rodean dicen que es bastante morboso. La risa es algo primordial en su vida. Le gusta el buen cine.
Suele hablarme cuando camina, cuando se baña, cuando duerme, cuando come, en fin todo el día está hablándome. Él dice que soy algo así como su lado divertido, que si los demás me conocieran se cagarían de la risa conmigo. Es estresante y estresado, se irrita con facilidad aunque luego se olvida y sigue como si nada... hasta que se lo menciono y me maldice. Odia las apariencias, no busca la aprobación de los demás, para él es algo irrelevante.  No tiene miedo a represalias.
Y es que no es un ser común. No sigue protocolos, ni mucho menos modas.
Odia el falso respeto que se ha creado en nuestra sociedad.Odia a los 'correctitos' y a los que callan la verdad. Cree en la despenalización de la marihuana aunque le dan miedo los drogadictos y no soporta el olor de un porro. No sabe conquistar chicas, aunque muchos crean que sí. No habla jerga ni la entiende. Es adicto al color azul. Sus huesos son bastante amorfos, uno se sale, otro está hundido. Suele tener ataques de risa bastante escandalosos. Es casto, aunque muchos no lo crean. Cree en la democracia y defiende la libertad. Odia el machismo y el feminismo. Trata de ser consecuente, tan sólo trata. Valora a las personas leales y valientes, porque dice que son escasas. Prefiere hacer todo solo, es extraño lo sé, pero así es él. Odia a los intolerantes.
A pesar de su corta edad ha conocido a casi todo tipo de personas: las interesados, las orgullosos, las imbéciles, las brutas, las mentirosas, en fin. No sé si llegue a conocer más, la verdad es que puedo dar fe de que su vida ha tenido episodios bastante emotivos, desde caóticos hasta felices. Lo siento, me corrige, no son felices, fueron bastante alegres. Él dice que la felicidad es algo muy pleno y que difícilmente podremos hallarla en este mundo.
Cuando quiere puede ser bastante cruel, ha llegado a herir a muchas personas con unas cuantas palabras. Pero, aunque muchos no lo crean, es bastante sensible y  te lo digo yo que lo conozco mejor que nadie. No le gusta parecer el chico buena gente y tierno, cuando la gente empieza a notar que en verdad es así tapa esas acciones con algún comentario cruel o desinteresado. Si hieres a alguien que quiere, te jodiste. Es fiel a lo que quiere y a lo que cree, sobre todo a sus amigos. Cierto hablando de ellos, sabrá Dios por qué, tiene una suerte de rivalidad con sus parejas, casi nunca le caen y cuando alguien no le cae llega a ser bastante cruel. Le encanta burlarse de las personas, en general de todo, inclusive de sí mismo.
'Aprende a reírte de tus problemas, todos los demás lo hacen'- siempre repite.


Sé que dije que no quería escribir sobre mí, pero es imposible, es inevitable. Estaba aguantado (What the fuck? En el buen sentido, amigos lectores). Espero me hayan disfrutado... (What the fuck? Nuevamente)





HUEVONCIO.

lunes, 7 de febrero de 2011

10 personas

Son 10 y nada más que 10. Probablemente entre esos 10 esté yo, pero ¿Y los otros 9? ¿Quiénes son?

Hoy viendo quiénes habían likeado mi blog (¿Vieron que tengo ahí arriba eso para darle 'me gusta' o'like' vía Facebook? Bueno si no lo habías notado, dale like ahora mismo-es una orden) empecé a escribir el nombre de mi blog- valga la redundancia- en la barra de facebook y el primer resultado NO fue mi blog o bueno sí lo fue, pero no en la forma qué esperé (Yo esperaba algo tipo: X and M likes Huevadeces on huevadeces.blogspot.com) pero NO, me encontré con un resultado que decía:

Huevadeces: Lo que nunca te conté
10 people shared this ( lo que en español equivale a: 10 personas han compartido esto)
Sí 10 personas han pasado el link de mi blog por facebook me pregunto ¿Será vía un muro (a lo legal)? ¿O será a escurridizas por facebook chat o vía mensajes de facebook? Estoy realmente intrigado, no he dejado de pensarlo así que, amigo lector, si me quieres ayudar dime si tú eres uno de esos... ya que ese post lo pudo haber pasado alguien a quien no le gustó.
Gracias, saludos.

jueves, 3 de febrero de 2011

La practicante

Es un día más en la oficina. Hoy empieza el mes más caluroso del verano limeño y vaya que se hace notar. El aire acondicionado se ha malogrado y esto es un horno, a pesar de los 5 ventiladores en máximo nivel. Claro, añadiendo a eso que estoy en pantalón, camisa de manga larga, corbata y medias. Nada peor.
Pero el día va mejorando cuando veo a Geraldine, la otra practicante. Con sus tacos negros, su extraño caminar y ese par de senos que quieren lucirse a través de su escote. La veo y no puedo evitar desearla. Le tengo ganas desde hace 4 meses, o mejor dicho, desde que empecé a hacer mis prácticas en este Estudio. Ella ya tenía unos cuantos meses laborando aquí cuando yo entré así que fue ella quien me comentó cómo era el trabajo y se encargó de explicarme lo que tendría que hacer. Desde ese día no he dejado de desearla, no es que quiera establecerme con ella, una simple noche bastaría para saciar mi hambre. Es que está tan buena, labios carnosos, senos redondos y del tamaño ideal, una cintura que se muere por ser tocada y unas caderas que parecen reventar la falda.
Se acerca a mí y me dice que hoy tendremos mucho trabajo y más el que ya tenemos atrasado es posible que tengamos que quedarnos unas horas más en la oficina. En vez de deprimirme la noticia, me alegra, me excita y hace que mi imaginación empiece a volar. Me imagino en todas las posiciones posibles con Geraldine, sobre el escritorio, en la silla, en los baños. Mis pensamientos son interrumpidos por el sonido del teléfono. Continúo con lo mío, saco copias, corro de un lado al otro, realizo llamadas, pero nada me hace olvidar que en pocas horas estaré solo con Geraldine, en una oficina de 4 metros cuadrados, ambos muertos de calor y ¡Puta madre! Me estoy empezado a erectar, mejor dejo de pensar en ello.
Por fin llega el momento, todos se van retirando y poco a poco los teclados dejan de sonar, los teléfonos de timbrar y ya no se oyen voces por los pasillos. Sólo los tacos de Geraldine hacen sonidos al caminar.
-Bueno, parece que nos quedamos solos- trato así de iniciar una conversación. Pero ella parece distante y no responde. Las horas van pasando y yo sigo con los intentos de entablar una conversación con Geraldine, pero ella está enfocada en el trabajo y me responde cortantemente.
Empiezo a sentirme realmente cansado, siento que mis ojos se empiezan a cerrar y mi cabeza cae sobre el escritorio. Pero por fin, tenía que pasar eso para que me haga caso, Geraldine se acerca a mí y me dice que se me ve realmente cansado, tal vez necesitas un buen masaje, continúa diciendo. Me empieza a desabotonar la camisa y a quitármela para empezar con los masajes. Yo no lo puedo creer, mis fantasías se podrían convertir en realidad. Geraldine empieza a tocar mis espalda, pasa por mi tórax, baja hasta mi vientre y yo comienzo a erectarme. Volteo y la beso sexualmente, nuestras lenguas se buscan, nuestros labios batallan. Ella me dice que por favor la folle, que ya no aguantaba más la arrechura y que me tenía ganas desde el primer día que me vio. La desvisto rápidamente y toco por fin esos senos con los que tanto había soñado. La siento sobre el escritorio y ya no aguanto más, no me importa tener un condón a la mano, no me importaba estar en la oficina, no me importaba acumular mucho más trabajo. Sólo quería follar con Geraldine, quería enseñarle lo que era bueno y que ella me enseñe cuán lejos estaba dispuesta a llegar.
Voy bajando por su cuello hasta llegar a ese par de pezones que pedían ser succionados, sus gemidos me excitan más aún y sigo bajando, me doy cuenta que está depilada, quiero pensar que lo hizo adrede por esa noche. Empiezo a sentir ese olor púbico y sigo bajando. Le doy sexo oral, me esmero en poder rozar su clítoris y que disfrute de ello. Pero ahora ya es mí momento, me paro y la follo increíblemente contra el escritorio, los papeles empiezan a caer, ella grita sin miedo a ser descubierta por los vigilantes, el sudor emana de nuestros cuerpos. Pasamos a la silla. Mis fantasías se estaban realizando. No lo podía creer.
Un rayo de sol toca mi párpado izquierdo, levanto la cabeza. Ya amaneció, veo a ambos lados y no había nadie. La manga de mi camisa está llena de baba y mis cabellos despeinados. Todo parece estar en perfecto orden ¿Realmente sucedió o lo soñé? Me dirijo a los baños y veo que mi pantalón tiene rastros de semen. Empiezo a creer que todo fue un sueño. Me lavo y regreso a la oficina para recoger mi maleta e irme, estoy caminando por el pasillo cuando la veo. Muevo la mano diciendo 'hola' y ella se empieza a reír. Creo que se ha percatado de la mancha de semen en mi pantalón, así que trato de taparla con la maleta. Al despedirme sólo grito ya me voy y ella me besa.
¿Sucedió? ¿No sucedió? ¿Realmente tiré con Geraldine? Pero, todo estaba ordenado ¿Y si ella lo había ordenado? Tal vez hablé en voz alta mientras dormía por eso ella ser burló, pero fue muy real, aparte ¿Y el beso?
Quiero pensar que sucedió, quiero pensar que realmente tiré con Geraldine, quiero pensar que esto se podrá repetir.



NOTA: Hace mucho no escribía algo tan sexual ¿No? Espero que haya salido bueno. Saludos, queridos lectores.

miércoles, 2 de febrero de 2011

La tierra de las mentiras

¡Incoherentes, son todos unos incoherentes!- gritó antes de  saltar al acantilado. Ninguno de concurrentes de aquel distinguido café pudo entender lo que aquella señora trató de dar a entender segundos antes de suicidarse.

Yo creo poder hacerlo. Vivimos en el mundo más incoherente e hipócrita que me haya podido imaginar.
Donde profesores de escuela hablan de tolerancia y respeto y al mismo tiempo hablan pestes del país vecino. Donde autoridades religiosas predican y defienden la moral y las buenas costumbres y al mismo tiempo usan un bajo lenguaje para calificar a los diferentes. Donde personas comunes señalan a los políticos corruptos y al mismo tiempo hacen o piden un 'favorcito' o 'dan una manito' al hijo del amigo. Donde madres independientes que hablan del nuevo rol de la mujer en la sociedad le dicen a sus pequeños que no lloren 'porque los hombrecitos no lloran, si lo haces, entonces eres una mujercita'.
Y podría continuar citando ejemplos, pero creo que con esos basta para darnos una idea de dónde vivimos.
Porque así es la sociedad y si no eres como todos los demás te marginan, te señalan, te apartan y no te dejan crecer. Porque si no cumples con los 'estándares' mínimos de criollada, te mueres.
No lo puedo negar, he nacido, he crecido y me he formado bajo las reglas de esta sociedad y aunque la critique tengo que aceptar pues que soy uno más. Uno más que señala y prejuzga.
Ojalá podamos cambiar, ojalá esos ejemplos con el tiempo se diluyan, se esfumen, en fin que desaparezcan. Ojalá y no sea tarde y tú no hayas asimilado todos esos pensamientos.
Ojalá cuando sea mayor no sea uno más.