lunes, 3 de enero de 2011

Veinte once

Ya no escribiré más sobre mi vida. Es la primera promesa para este nuevo año.
No quiero que este blog se convierta en un diario, trataré de usarlo para plasmar ideas o cosas así, pero ya no para escribir mis problemas internos. 
Segunda promesa: Bueno no sé si esto sea una promesa en sí, pero quiero enamorarme. Lo sé es raro ¿Yo, enamorarme? Pues sí, pero no ahora en verano, porque flaca en verano? No es la voz, porque sería ser infiel y yo no soy infiel. Hablando de infidelidades la próxima historia será de eso ¿Me haces recordar? Gracias.
Ah cierto tercera promesa: publicaré todos los borradores que tenga en esta puta cuenta y tal vez, sólo tal vez me anime a publicar el verdadero primer post.
That's all.

2 comentarios:

  1. es difícil no plamar un poco de nosotros en lo que escribimos, pero bueee ojalá que cumplas tus proposiciones (:

    ResponderEliminar
  2. Jaja me descubriste. Sé que será difícil no escribir mis problemas disfrazados de historias, pero trataré. Gracias por los deseos.

    ResponderEliminar