lunes, 26 de diciembre de 2011

¿Derecho al honor?..

"Han vulnerado mi derecho al honor, mi buen nombre y mi reputación"

¿Qué es el honor, querido lector? ¿Cómo se forma la reputación, el buen nombre y todas esas cucufaterías?
Simple, la opinión de los demás y he ahí cuánto nos importa el qué dirán como sociedad, como personas. Y es que claro: el honor es la opinión que los demás tienen de uno. Nada más ridículo y anticuado. Algo basado en el qué dirán y peor aún constitucionalizado.
No existe honor en soledad, siempre va de la mano de la sociedad. Y créanme, si mi honor va a estar basado en esta sociedad no quiero tener honor, no me interesa mi reputación ni mucho menos mi "buen nombre", si es que tengo.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Tal vez

Tal vez un tiempo
alejados el uno del otro
nos hizo
el uno para el otro.
Tan sólo
tal vez.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Remembering

No sé ni qué pensar.
Siento
¿realmente siento?
No lo sé, al parecer no.
Presiento-esa es la palabra.
Presiento que podrá suceder,
que podremos encontrarnos nuevamente
y que podré besar tus labios sabor a fresas dulces.
Entonces, si presiento eso ¿por qué no sentirlo o saberlo, mejor aún?
Porque es un simple presentimiento.
Ya ni sé quién eres, ni sabes tú quien soy yo,
tenemos un recuerdo, pero un recuerdo obsoleto.
Demasiadas cosas han pasado bajo el puente,
el agua ha traído nuevas situaciones,
y se ha llevado otras tantas.
Tantas que ya ni sé qué se ha quedado
y, como siempre digo,
demasiado es negativo.
Ya no sé que pensar.
Ya no sé si quiero pensar.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

De-vas-ta-do.

¿Te has llegado a sentir devastado? Ese momento en el que anímicamente dice "ya no puedo más", en que emocionalmente tu cuerpo y mente simplemente ya no resisten y quieren dejar todo de lado. Eso es estar devastado. Gritar amargamente y llorar de rabia y frustración. Eso es estar devastado. Sentir que ya no hay más y que la carga ya fue suficiente. Eso es estar devastado. Y sentir, finalmente, que todo lo que pensabas era pasajero, es en verdad eterno.

Nunca hay razón, nunca hay algo específico. Son cientos, si no son miles de cosas las que influyen. Un conglomerado de situaciones que se te enfrentan y tú de tanto enfrentamiento en algún momento tendrás que caer o levantar bandera blanca antes de hacerlo.

Hoy decido levantar bandera blanca.

¡Denme una tregua!

Necesito descansar.

Escribiré pronto.

Hasta entonces,

hasta luego.

Bruno.

NOTA: "Pero, la ficción es sólo un momentáneo remedio, pues, aunque sirve de consuelo a Edith y la distrae de los reveses, la va inhibiendo para la lucha por la vida, aislándola en un mundo mental. Las relaciones con sus amigos se debilitan y estropean; pierde su trabajo y termina desamparada. Aunque su muerte resulta una exageración, desde un punto de vista simbólico es coherente; Edith pasa, físicamente, a donde ya se había mudado en la vida: la irrealidad".  Mario Vargas Llosa -Los cuadernos de don Rigoberto. p. 222.

sábado, 26 de noviembre de 2011

¿Perú- Nebrazaca?

Ayer fue un cansado día. Estuve por las oficinas de Registros Públicos y demoré 3 horas, sí 3 horas en sacar 2 búsquedas de índices. En defensa del sistema puedo decir que fue por un error mío ya que ese trámite dura cuando más 30 minutos. Mientras veía los números en el televisor y corroboraba que, efectivamente, no coincidían con el número impreso en el papel que tenía entre manos pude ver completo el documental de Marca Perú. No es que nunca lo haya visto, pero ese día, especialmente ese día lo vi con otros ojos. Estaba rodeado de tantas gentes que corrían, esperaban, renegaban que era imposible no combinar ambos escenarios. Perú es un país tan desigual, que dudo mucho que ese comercial nos pinte tal y como somos. Son pocos los gobernantes que realmente se dan cuenta de que somos mucho más que esta gris ciudad, que realmente piensan en las demás ciudades no sólo para el turismo sino para el desarrollo de las ciudades. Porque claro para el turismo ahí sí El norte pone, la sierra pone, Cusco pone, pero si llega una oportunidad para ganar dinero a cuestas de los derechos de los provincianos pues ahí nada 'pone' sólo el dinero. Mientras que pasaban el comercial de Perú, Nebrazca me preguntaba ¿por qué no realizaron todo eso en una ciudad peruana? ¿por qué tener que hacerlo en los Estados Unidos? Imagino un poblado alejado de la ciudad, donde los niños caminan horas para llegar a sus escuelas, donde difícilmente se accede al cuidado de la salud, donde la crisis del euro es un mito y el precio de los 'commodities' no existe. Imagino que de pronto llega un bus como el de Marca Perú y realiza una festividad como la que vemos se realizó en Nebrazca con abundante comida, bailes y sonrisas. Donde todos tengan esos derechos que tan bien suenan, pero que poco se acercan a la realidad. Porque finalmente los ciudadanos de ese poblado también son peruanos y por ende tienen derecho a comer rico ¿no? o por lo menos a comer...

domingo, 13 de noviembre de 2011

Escritor

"Los buenos escritos nacen por inspiración, por necesidad y por vocación, salvo notables excepciones. Y por tanto, uno debe escribir sobre aquello que más le atrae y para lo que se sienta realmente inclinado".
Domingo García Belaunde



Mientras no escribas algo sincero, nunca serás un escritor, serás un simple articulador de palabras, ni siquiera de frases. Los verdaderos escritores nacen en la autenticidad.
Mientras sigas escribiendo para el que te lee y no para ti mismo, seguirás siendo lo que sea, lo que sea menos un escritor.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Escritos varios

08 de octubre de dos mil once.


"Como todo escritor, siento a veces la amenaza de la parálisis, de la sequía de la imaginación (...)"Mario Vargas Llosa.Estocolmo, Diciembre de 2010

Nada más cierto, Don Mario. Aunque muchas veces siento el temor de que ese "a veces" se convierta en un "por siempre". Y es que escribir es un placer tan deleitoso que temo mucho no poder hacerlo próximamente. Estoy en uno de esos tiempos y me da miedo no regresar jamás a mi estado de continuo escribidor. Tengo miedo de no postear o de que se me hallan agotado las ideas. Siento miedo y tristeza, porque escribir se ha tornado en mi quehacer diario, en el norte, en el aire.


19 de octubre de dos mil once.

Quién será ese anónimo que tanta intriga me dejó.
 Debo confesarte, querido anónimo, que desde qe comentaste este humilde blog, este Huevoncio no ha sido el mismo. Cada vez que abro un documento en blanco, antes de pensar en lo que voy a escribir, pienso en ti y en tus palabras "Aún no llega ese magnífico post que espero de ti". Suenan y resuenan decenas d veces en mi cabeza y me pregunto quién eres.
Voy a escribir, pero pienso en tus palabras y tu intención. Desde ese día no has vuelto a comentar ¿me seguirás visitando? Espero que sí, me gustó tu sinceridad, tu 'soltura de huesos', pero sobre todo tu anonimato.

Hoy.

El blog ha cambiado, no sólo de fondo, no sólo en mi denominación, sino también en el estilo. Ahora será más sencillo, más directo, personalmente notaré el cambio, espero poder plasmarlo aquí y que Uds. también lo noten.

Empiezo a sentirme mareado, no sé si es el exceso de grasas en mis venas o es el sueño que vence a mi débil cuerpo. Tengo 22 horas sin dormir, sin embargo no me siento cansado y eso, quienes me conocen lo saben, normalmente es un inexistente.

Fresas, sobre las fresas debo escribir.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Todo vuelve...

Siempre había tenido la teoría de que todo regresa, tarde o temprano, las cosas se repiten- me decía. Sin embargo esta teoría parecía haber llegado a su fin con mi historia con Karina Lamasperra. Hasta hace unos meses sentía que esta era la excepción que confirmaba la regla o que simplemente mi teoría estaba mal formulada, que lo que sucedió con Karinita fue un desliz en el tiempo, un vacío inesperado que había sido subsanado con el pasar de los meses y que probablemente no se repetiría. Tenía, además, la teoría de que cuando andas soltero nadie te empelota ni una salida, pero de pronto cuando te emparejas las chicas caen cuales gotas de lluvia, por todos lados. Pues esa  teoría sí la había podido comprobar empíricamente en estos meses.Sin embargo esta última teoría parece haberse roto para poder confirmar la primera, es una suerte de subsistencia por antonimia, como si se repelieran la una a la otra.

Ayer por la tarde abrí mi Facebook y tenía un mensaje, era de Karina. No voy a mentir: me emocioné, pensé con el pene y no con el cerebro y dije Fuck yeah. Con Karinita todo había sido tan sexual, que eso era lo único que podía esperar cada vez que recibía un mensaje suyo. Pero esa vez fue diferente.

Antes de pasar por su casa pasé por una farmacia, estaba emocionado y pensaba que sería una buena noche, y  que a diferencia de la última vez que la vi, esta vez no tendría remordimientos. Pero esta vez al llegar un baldazo de agua fría me recibió: Karinita estaba completamente diferente, delgada, cabizbaja, ojerosa. Inmediatamente pensé que tenía sida, pasaron ciento de cosas por mi mente. Pensé en morirme en ese momento, tuve tanto miedo que hasta empecé a sentirme débil y acabado. Estaba exagerando, pero el miedo de poder haber contraído dicha enfermedad me invadía.

-¿Qué tienes Karina? - no uso el 'Karinita' fuera de los encuentros sexuales.
- Siéntate, tenemos que hablar.
Nada me hizo sentir peor. Me lo confesará, pensé inmediatamente. Estaba a punto de desmayarme del susto.

- ¿Qué fue? Dime ¿estas enferma?
-Sí, bueno algo así. No es una enfermedad en sí, es un transtorno.
Ahora todo se volvía más confuso, ya no entendía nada.

-¿Transtorno, qué tienes?
-Estoy vomitando., no soporto la comida. Todo empezó como un método...
Para ese entonces sus palabras ya no eran importantes para mí. Ella no tenía sida y eso me bastaba, lo sé estaba siendo egoísta e irresponsable, pero eso era lo más importante en ese momento. Inclusive creo que no pude evitar sonreír.
- ¿Vomitando? ¿desde cuándo eres bulímica?
- ¿Puedes por favor no decir esa palabra? Me pone nerviosa. Y lo hago desde hace un par de meses seguro.
- Karina, lo mejor será que busques un especialista, yo te podré decir mil cosas, pero sólo una terapia te podrá ayudar.
- Tengo miedo, sé que me van a mirar mal y me gritarán.
- Karina, mírate estás completamente delgada.
- Lo sé, ya no empieces por favor. Tan sólo quería alguien que me escuche.
- Y trato de hacerlo, pero por favor busca un especialista.
- Iré, pero ayúdame. Siento que a pesar de todo lo que sucedió y lo que no sucedió entre nosotros, eres el único que realmente me oye.

Sus palabras me hicieron reflexionar y claro, entre nosotros, quiera o no, habían pasado cientos de cosas que a pesar de los meses no se pueden borrar tan fácilmente, aunque lo desee, aunque diga haberlo hecho. Igual y  empiezo a creer que las cosas jamás se olvidan, que todo es un completo recuerdo y que como dicen los de Peor es Nada "el olvido es sólo un recuerdo más". Después de todo, sabía que nos teníamos el uno al otro y que, además, la vida te da grandes lecciones sin que lo notes. Yo había sido egoísta y no pensé que ella también tenía problemas, la había casi utilizado.

sábado, 15 de octubre de 2011

Egoísta

‎"Lo lento, lo formal, lo ritual, lo teatral, eso es lo erótico(...). La precipitación nos acerca al animal, más bien." 
Mario Vargas Llosa.



Enrique había conocido a Melissa en una fiesta hacía no más de tres meses. Habían empezado a hablar por teléfono a los pocos días y a mandarse mensajitos de texto todo el día. Las salidas y los flirteos no se hicieron esperar y para la segunda semana de haberse conocido se dieron su primer beso. Un beso típico, nada extraordinario, nada sentimental, simplemente un beso. Para Melissa no significó nada, sabía entregar besos fácilmente y uno más no la afectaba ni la ilusionaba, tenía claro que con Enrique sólo estaba saliendo y que era uno más. Enrique lo tomó casi igual, pero él se ilusionó en un momento, no con estar ella ni mucho menos con formalizar, se ilusionó con su cuerpo.
Las salidas continuaban, al igual que las llamadas y los besos, estos últimos cada vez más intensos, no en cuanto a sentimientos, sino a erotismo. Enrique pensaba que mientras más rápido fuesen sería mejor, más rápido tendrían relaciones y más rápido terminaría todo. Melissa seguía firme en su pensamiento, pero ahora consideraba la opción de pasar una noche de placer con Enrique, aunque ella prefería ir lentamente hasta que las cosas simplemente se dieran.
El momento claro que llegó. Cumplidos dos meses de su primer encuentro se vieron una noche en la casa de ella. El plan era conversar y ver unas cuantas películas. Era verano y ella vestía unos pequeños shorts y un pequeño top que no llegaba a cubrir su ombligo. Obviamente Enrique sabía que jamás verían tales películas y antes de llegar a la casa, paso por una farmacia y compró un paquete de condones. Aunque al llegar un baldazo de agua fría lo recibió: la familia de Melissa vería las películas con ellos, incluidos claro está sus dos pequeños hermanos. Así que tuvo que ver de inicio a fin las dos películas de Disney y aguantar los alaridos de los niños. Añadiéndole a ello que no había almorzado y que los niños se comieron toda el pop corn.
Las películas terminaron y los papás de Melissa ofrecieron ir por unas hamburguesas y, para agradecimiento de Enrique, se llevaron a los gemelos. Tenía poco tiempo, era ahora o nunca. Además Melisita traía esas pequeñas ropas que le calentaban los cojones y no pensaba desperdiciar los 7 soles que había invertido en los condones. Hablaron de un par de trivialidades, pero en verdad Melissa metía esos temas para hacer más largo el preámbulo, no quería que todo se diese tan rápido. Pero la verdad es que mucho no pudo contener la situación y la calentura se sentía en el ambiente. Sin darse cuenta él ya estaba sobre ella besándola y quitándole las pocas telas que cubrían su esplendor disfrazado de senos y su majestuosidad encubierta por unos cuantos vellos púbicos. Él sólo quería introducirle el falo y ella esperaba que eso la satisfaga. Así que se apresuraron y al cabo de unos cuantos segundos sus vestimentas yacían sobre la alfombra de la sala, mientras que sus lenguas se entretenían en un vaivén de placer y sus brazos se movían cual serpientes para alcanzar a palpar todo lo que hallaban por su camino. Enrique miraba su esplendor y podía casi escuchar como estos demandaban ser tocados por su lengua, ser besados por sus labios y no los quiso hacer esperar más. Bajo su cabeza unos cuantos centímetros y empezó con tan diligente labor. A la par que oía los gemidos de Melissa podía sentir en sus labios como sus pezones iban endureciéndose. No tenían mucho tiempo y Enrique ya no podía más con su arrechura. Fue por los condones y empezó con la faena. Melissa podía sentir como el falo de Enrique se introducía poco a poco en su vagina. Él quería sentir más así que cada vez que lo introducía cada vez más y ella en aras de satisfacerse le pedía que continúe. El quehacer terminó a los 10 minutos de empezado por el temor a que la familia de Melissa llegara.
Él llegó al orgasmo, pero no sintió nada especial a Melissa le pasó algo casi parecido, sentía que había tenido sexo, pero nada extraordinario. Los dos habían estado buscando siempre su satisfacción, habían ido con el afán de excitarse ellos por el otro y no con el otro y nunca, a pesar de que tuvieron sexo, lograron cubrir ese vacío. Había sido una experiencia excitante, pero jamás erótica, porque era un sexo egoísta, que sólo buscaba el placer propio.Y finalmente todo fue una paja con el cuerpo del otro, una estupenda paja, pero nada más que ello.



NOTA: Disculpen la prolongada ausencia, por el momento no tendré mucho tiempo por escribir, pero prometo hacerlo más seguido. Saludos.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Sólo ella

Estaba ahí parada,
era tan bella, tan dulce,
con una sonrisa que demostraba felicidad.
Me pregunto si alguna volveré a ver sonreír con tanta alegría,
tanta que parecía desbordarse por sus poros.

Y me miraba,
me miraba con esos ojos de amor que solo ella sabía usar.
Y yo le respondía la mirada
y le correspondía los besos
y le otorgaba caricias.
Caricias que sólo ella sabía recibir.

Pero se ha ido.
Ella ya no está, ya no existe ni tampoco existirá.
Pero la sigo amando
¿Y cómo no hacerlo?
Si aun ahora me estremezco con su recuerdo
y el amor nunca ha muerto, porque el amor no muere,
el amor nace para nunca más irse.

¿Y cómo no haberla amado?
Si era todo lo que se pide en esta vida
representaba la paz y la armonía, el amor y la gentileza,
la genialidad y la sencillez, y mi vida entera.

Y es que era tan perfecta,
que aun ahora su recuerdo llena mi vida
como sólo ella sabe llenarla.

martes, 20 de septiembre de 2011

La complejidad de la amistad

Siempre he pensado que una de las relaciones más complejas que pueda existir es la amistad. Es increíble la capacidad del ser de querer a un extraño. Por mis amigos muchas me he abstenido de hacer cosas, por mis amigos he hecho coas que jamás pensé que haría, por mis amigos y con ellos he pasado indescriptibles momentos.

Me gustan las amistades fieles, en las que puedes confiar todo y sabes que el vínculo soportará hasta las más impensables pruebas. Donde ninguno se dará la espalda al otro y saben que si voltean siempre habrá alguien, aunque no siempre lo vean.

Muchos dicen no creer en la amistad hombre-mujer. Creo que no existe barrabasada más grande que esa. El sexo, señores, no nos vuelve sujetos dependientes de la actividad sexual. No todo en esta vida es sexo y placer carnal. Existen cosas mucho más placenteras. Por ello, pensar que una amistad entre un hombre y una mujer no se puede configurar es estúpido. Tengo varias amigas mujeres y con todas ellas me llevo genial, y es  más creo que la diferencia de género hace que nos complementemos y formemos una amistad bastante sólida.

A inicios de este escrito decía que por mis amigos me he abstenido de hacer muchas cosas y he aquí una de las complejidades de la amistad: Hay muchas cosas que odio, características de personas, hábitos, acciones, etc. Sin embargo muchas de ellas las encuentro en mis amigos. Es extraño, lo sé. Es uno de los misterios de esta vida: ¿por qué si hay características que odio, estas aparecen en mis amigos, inclusive a veces en los más cercanos?  Pues no lo sé y no sé si algún día llegue a saberlo, pero créanme he dejado, muchas veces, de volcar mi cólera sobre dicha actitud, por mis amigos.

Soy de cultivar amistades fuertes, resistentes al pasar de los años, a las distancias, al qué dirán, inclusive a veces a los errores y posibles ofensas. Porque así es, porque así creo que debe ser si la amistad es sincera y el vínculo de cariño es irrompible. Siempre he pensado que probablemente una prostituta no podría convertirse en mi amiga, pero alguna de mis amigas podría quizás convertirse en una y eso no afectaría nuestra amistad. Aunque dudo que permita que mis amigas se conviertan en prostitutas, fácil las flagelo antes.

Finalmente los dejo con un video que resume este post. Es una entrevista a el gran, el maestro, el capo de capos Jorge Luis Borges. Disfrútenlo.


miércoles, 14 de septiembre de 2011

El ebrio escribidor

Antes lee la parte anterior


Desde aquel encuentro con Marcela las cosas no habían sido iguales. Todo fue tan repentino, tan rápido, tan espontáneo que Ernesto aun estaba consternado. Ese día mientras caminaba por la Facultad sentía que todos lo miraban como si supieran que se había tirado a una desconocida en el baño, se sentía acosado y lo único que quería era salir. Corrió hacia la puerta y tomó un taxi de regreso a casa. Llegó y abrió el bar: un buen trago serviría para olvidar lo vivido, o en todo caso, aliviar la carga emocional, se embriagó y olvidó todo, olvidó hasta lo que esa noche hizo. Despertó al día siguiente sin saber que hora era, pero seguramente era muy tarde ya. Su cuarto apestaba a alcohol y cigarrillos, habían papeles por todos lados y su computadora estaba prendida. Había un documento en word, al parecer su 'yo escritor' había querido plasmar una de los proyectos literarios que tenía en mente mientas el alcohol recorría su cuerpo. Cerró el archivo sin guardarlo, se bañó y salió con camino a la Universidad.

Ese día transcurrió sin novedades. Como todos los días se había pasado horas de horas mirando a Adriana, quien de vez en cuando volteaba a preguntarle algo o sonreírle porque sentía su mirada escudriñándola. Adriana había empezado a hablarle a Ernesto y él sentía que era algo bueno. Otro día seguro hubiera salido corriendo o hubiera empezado a sudar cual gordo en sauna, pero ese día con tantas cosas en la cabeza su reacción fue de indiferencia, no hacia Adriana, sino hacia sus palabras y sus miradas. El encuentro con Marcela lo había desconfigurado, por momentos se preguntaba si había o no sucedido. En todo caso "fue un buen cache" se dijo a sí mismo, mientras salía del salón. Pero eso no era lo único que lo tenía consternado, el escrito en word lo intrigaba aún más. Siempre había querido escribir, pero sentía que no tenía la capacidad. Tenía la historia en la mente y la pensaba cada cierto tiempo, pero el plasmarlo en palabras se le hacía la labor más difícil a la que se había enfrentado hasta el momento. "Ni dejar la marihuana es tan complicado" había dicho hace un par de semanas. Y ahora había escrito, aunque no recuerda qué ni cómo ni sobre qué. Pero era un escrito y estaba seguro que tenía sentido, es más tenía varias hojas y él lo había borrado, genial.
Ahora pensaba si existía una posibilidad, aunque sea remota de recuperar dicho archivo.
¿Habría escrito sobre su noche con Marcela?
¿Tal vez sobre la historia que tanto rondaba por su mente?
¿O era algún texto romanticón hacia Adriana?..
Sólo había una forma de saberlo: recuperando el archivo y estaba dispuesto a hacerlo.

lunes, 12 de septiembre de 2011

ESTÁN CACHADOS

Y es así como se llega a este mosqueado blog...





NOTA: Algunos de los tags me dan miedo y me hacen pensar ¿Qué diantres escribo?..

sábado, 10 de septiembre de 2011

Nada más fatídico

Sí, fatídico es una palabra a la que recurro frecuentemente. Aquí mi lista de lo más fatídico, hasta el momento.



Nada más fatídico que vomitar por estar borracho, frente a personas que no conoces.

Nada más fatídico que tener un hijo a los 17.

Nada más fatídico que te bajen el pantalón en época escolar (sí y en medio del patio).

Nada más fatídico que tener un grano gigante en la nariz el día de tu prom.

Nada más fatídico que te digan que sales con dos chicas... resumidas en una.

Nada más fatídico que tener gripe en vacaciones de verano.

Nada más fatídico que ser pedante, caer mal y no darte cuenta.

Nada más fatídico que un pedante.

Nada más fatídico que publicar algo en facebook y ser el único que le da like.

Nada más fatídico que revisar tu hi5!

Nada más fatídico que terminar una relación por teléfono o msn.

Nada más fatídico que ser el último en enterarse que eres cachudo.

Nada más fatídico que las niñas que dicen que los hombres son unos 'perros' y no han tenido ni un solo enamorado.

Nada más fatídico que los profesores que no dominan su tema y quedan en ridículo.

Nada más fatídico que un arrecho, gilero y con concha notorio.

Nada más fatídico que usar cadenas que usan los raperos.

Nada más fatídico que haber hecho el ridículo de la vida y no recordar de nada a causa del alcohol.

Nada más fatídico que agarrar con alguien caleta y que todos terminen por enterarse.

Nada más fatídico que escuchar salsa a todo volúmen en un auto y peor aún, creerte lo máximo por eso.





Ahora es su turno, amigos lectores, digan qué les parece fatídico y colóquenlo en sus comentarios
PD: Nada más fatídico que hacer una pregunta al final de tu post y que nadie te conteste.


Saludos.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Dejó de ser incómodo

Suele pasar que de pronto, cuando hablas con alguien desconocido, ambos callan, por timidez, porque se acabaron los temas, por aburrimiento. Las causas son infinitas y dependen del caso por caso. Y es normal, nadie lo critica porque a todos eventualmente nos pasa esto con personas que recién vamos conociendo. Y llegan así los silencios incómodos, donde ninguna habla, los dos se miran, sonríen tal vez, pero ninguna palabra fluye, ningún tema se te ocurre y por lo general terminas soltado alguna sandez, porque te presionas para hablar, sientes que es necesario hablar, que es una obligación o un deber continuar con la conversación que, hasta hace unos minutos, parecía muy entretenida.

Bueno pues, todo esto ha empezado a cambiar. Hace unos días regresaba de la Universidad con un buen amigo, conversamos durante unos minutos, pero de pronto ambos callamos. Estábamos sentados uno al lado del otro en un micro rodeados de gentes extrañas, donde sólo nos conocíamos el uno al otro y sin embargo no pronunciamos palabra alguna durante unos 15 minutos. Extrañamente no me sentí para nada incómodo, esos minutos que muchos sentirían, probablemente, como minutos tensos o aburridos para mí no lo fueron en lo absoluto. Es más me atrevería a decir que fue un tiempo agradable, un tiempo compartido donde cada quien observaba el mundo a su manera, sin la presión de decir algo a como de lugar, donde podíamos compartir ese momento de una forma diferente y aun estando callados. En verdad no es la primera vez que sucede esto, ya me ha sucedido muy grandes amigos, personas que conozco de años y usualmente podemos compartir esos momentos sin sentir esa horrible necesidad de hablar por hablar. Con esas personas hablamos durante unos cuantos minutos, pero luego simplemente callas y disfrutas de la compañía y es una buena 'aventura' en palabras de Sartre, o por lo menos eso me parece. Y es que eso es una de las partes más relevantes en una amistad sincera, abierta, trasparente, donde te puedes mostrar como eres, donde no sentirás esa terrible sensación de 'no me hablan+no hablamos= ¡qué aburrido!'. Las amistades se pueden configurar en escenarios tan distintos y de tan diversas formas que no deberíamos sorprendernos si estas se desarrollan en momentos de silencio.
Ahora me vuelve a pasar con gente nueva, gente que acabo de descubrir, pero eso no quita que pueda tenerles gran estima. Me pasó hoy, por ejemplo, con una buena amiga, también en el micro, hablamos y de pronto ambos callamos, pero presiento que ninguno se sintió incómodo (o por lo menos eso quiero pensar), que fue un grato momento y que ese 'silencio incómodo' había desaparecido, había simplemente dejado de ser incómodo.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Quemé

Todos apestamos. No sé por qué todos se molestan tanto en las apariencias. Finalmente todos por dentro apestamos. Nos preocupamos idiotamente por cosas irrelevantes mientras que esa no es nuestra naturaleza. De nuestro cuerpo emana sudor, flema, mocos, caca, así que digamos que tan limpios no somos. Es más si analizamos a profundidad, todas las entradas a nuestro interior son bastante cuidadas porque de lo contrario apestarían, es por ello que nos lavamos la boca, nos limpiamos el culo, nos quitamos los mocos y las cerillas de las orejas. Porque de lo contrario, más allá de los hábitos de higiene y la salud, apestaríamos. Entones no sé por qué el hombre es tan superfluo si, repito, su naturaleza no lo es.

Y no me miren feo por decir esto, miremos feo al que tiene un cuerpo que no emana ni flema, ni mocos, ni sudor, ni caca, porque ese sí que es extraño.


sábado, 27 de agosto de 2011

Cojudeces

Y después de todo el tiempo que ha pasado nos veo en mis memorias. Te veo a mi lado en aquella cama. Me veo abrazándote. Es extraño porque no lo recuerdo como protagonista, sino como un tercero invisible. Y ahora entiendo por qué todo falló. Éramos dos niños jugando a tener sexo. Nunca entendimos el verdadero sentido de lo que hacíamos. No no culpo, fuimos arrastrados hasta ese punto, sin saber por qué o con qué fin ¿Pueden dos niños de 15 años entender por qué unen sus cuerpos para la posteridad? ¿Ven realmente que sus vidas se marcarán por algo que ni entienden? Es raro ver ahora nuestros cuerpos desnudos sobre esa cama. Cuerpos púberes, que aún no terminan de desarrollarse. Cojudeces, eso es lo que son, cojudeces eso de que el que tira se vuelve hombre o el que tira desarrolla. Por el contrario, el que, sin saber el verdadero significado, tiene relaciones no es más que un niño jugando a tener sexo.


Qué bien se siente ¿no? Es casi orgásmico. Haz vuelto, gracias por eso.

Lima, 25 de agosto de 2011.
00:35

jueves, 25 de agosto de 2011

Escritos hallados

Encontré esto en mi cuaderno de notas, calculo que fueron escritos entre abril y junio de 2011.



Te has ido ¿no?... Sí, es evidente. Tú eras la razón de ser de mi yo escritor. De modo que, ahora que te has ido me dejas sin inspiración. Mis historias ya no son como antes, ya no existe trama alguna. Ya no hay más Lucianitas, ni Agustinas, porque finalmente todo se reducía a ti: maldita perra.



¿Ya es hora?
No, y no insistas o jamás llegará la hora
Es que estoy impaciente
¿Impaciente por qué?
Por... ya sabes.
No, no lo sé. Vamos dímelo.
Por eso pues. Que ¿tú no?
No lo sé, no te podría decir, porque ni siquiera sé a qué te refieres.



Hoy no me he preguntado muchas cosas. Salvo por qué ahora prefiero escribir sobre un papel a teclear en mi pc. Es extraño porque de ser así se estaría desvirtuando mi esencia blogger, aunque por otro lado revitalizaría mi alma de escritor, o mejor dicho pseudo-escritor.
Tengo los pies helados, a pesar de ello me acabo de sacar las medias.
Tengo un deseo impulsivo por leer, pero al mismo tiempo quiero dejar pasar el tiempo, viéndolo llevarse mis posibles aventuras.

00:15 sin fecha.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Espiral de error

Un lapicero, un marcador y unos audífonos, eso era todo lo que se encontraba en su escritorio. En el primer cajón una cajetilla de cigarros a medio acabar y unos cuantos libros con separadores a la mitad, ninguno sin terminar. En la estantería se combinaban más libros, hojas rotas, envolturas de chocolates y una lámpara con un foco quemado. La imagen se completa con una silla giratoria colo ocre con un par de chompas y casacas encima. No era un tipo muy ordenado, pero era bueno. No practicaba hábitos de higiene, pero tenía principios. No tenía muchos amigos, pero era fiel con los pocos que tenía. De vez en cuando se sentía muy vacío y para sentirse lleno comía, o mejor dicho tragaba. No era muy feliz. Andaba bastante obsesionado con que le ganen o con tener, tener y tener. A veces su obsesión había podido más que sus principios y era ahí cuando el infierno empezaba. Un hueco lo llevaba a otro más profundo y este a otro, hasta terminar en una suerte de espiral llena de momentos fatídicos. Cuando se daba cuenta trataba de borrar todo, no sin antes hacer lo que se había propuesto, claro está. Sin embargo nunca podía borrar todo y es que es imposible empezar de cero. Regresaba unos cuantos peldaños, pero nunca al inicio, y asemejaba esa mitad de camino como un nuevo inicio. Pero como era un sendero torcido desde el inicio nunca podía enderezarlo del todo. Y ahí va otra vez el espiral, el regreso y la comparación del nuevo inicio. Tal vez por eso siente el pasar de los días muy rápido, pero con demasiado contenido para tan poco tiempo a la vez. Es extraño, pero así lo siente él.

lunes, 1 de agosto de 2011

No estoy para pelear

-Si quieres pensar que hablo mal de ti, hazlo, a lo mejor y es cierto. Pero no reclames, la vida está llena de gentes como yo.

-Si quieres insultarme go ahead. Al final como dice Avril Lavigne: There is nothing you could say that would hurt me.

-Si quieres serle infiel a tu pareja. Pues selo, no se lo diré. Igual y ya sé que no me creerá o, en el peor de los casos, le dará igual.

-Si te he traicionado y lo que buscas es venganza pues....
en ese caso mejor da media vuelta y olvídalo. No vale la pena perder tiempo en un traidor, así sea yo.

¡Qué extraño!

Extraño conversar contigo.
Extraño recibir abrazos.
Extraño reír hasta mear.
Extraño salir con ustedes.
Extraño esa confidencialidad.
Extraño tener celos.
Extraño leer.
Pero sobre todo extraño escribir.

Hoy se acaba toda la melancolía posteada aquí. Para mañana prometo un post, no sé de qué, no sé sobre quién, pero prometo escribir como solía hacerlo.
Gracias por pasar por este blog, aun en sus pobres momentos.
Saludos.

miércoles, 27 de julio de 2011

¿Dónde estás?

No te vayas, por favor.
No te siento
¿Dónde andas?
Te recuerdo vagamente, eras dulce e omnipresente
ahora pareces lejana, antigua, usada.
No te vayas, por favor.
Si hay algo que deseo es encontrarte,
porque hace mucho no nos vemos ¿no?
Así que por favor, no te vayas.
Ven y dame el encuentro, estaré esperándote.
Pero no creas, amada mía, que esto es una súplica,
es una simple petición. Si declinas, aceptaré, tristemente, mi derrota.

jueves, 14 de julio de 2011

Don't know

Quiero llorar, no sé por qué. Probablemente sea el invierno limeño con su llovizna y su neblina tan oscura. Tal vez sea el aburrimiento. A lo mejor son las canciones deprimentes que ando escuchando ultimamente ¡Pamplinas! Son excusas y simples pretextos que ando buscando. Dentro de mí sé cuál es la razón (o quién). Acabo de recordar una frase de Sartre "Me admira cómo se puede mentir poniendo a la razón de parte de uno".

Hoy me preguntaron qué fruta sería (de ser una). Sorpresivamente respondí esto: "Sería una piña con una cáscara que parece dura e irrompible, pero tras ella hay un ser que combina armoniosamente lo agrio con lo dulce.". No sé si es correcto, ni siquiera sé si puedo combinar 'armoniosamente', pero supongo que en algo me asemejo ¿no?...

Debo terminar de leer muchos libros. No, no por la Universidad. Son libros que abro, leo, los escudriño y luego los dejo tirados sin llegar jamás al final ¿Por miedo? ¿por dejadez? Sabrá Dios por qué. Prometo terminar de leer uno de ellos, pronto.

Tengo una teoría: el chico de 'more than words' quiere que su novia le dé la prueba del amor. Tan sólo basta oír cuando dice: "But if you only knew how easy it would be to show me how you feel more than words is all you have to do to make it real then you wouldn't have to say that you love me cause I'd already knew." Para que vean que eso de la prueba del amor no es algo de hace mucho tiempo, así que ya saben están advertidos.

Hay mucho por lamentar, muchas cosas que lamento haber hecho y otras tantas que no hice, pero igual las lamento. Ninguna tanto como tú.

Casi ya no escribo, ya no tanto como antes. No siento que pueda hacerlo, lo siento.

Quiero enamorarme.

Abrácenme,

Yo.

domingo, 10 de julio de 2011

Inexistente

Te muestran tan fácil.
Como si fueras alcanzable,
siquiera existente.

Me causan envidia,
pero ¿realmente eres tú?
Seguro que no.

No te siento, no te hallo.
Creo que te visualizo,
tan sólo creo.

Temo no tenerte.
Me obligan a encontrarte,
pero no sé si te quiero.
Aun así temo.


HUEVONCIO.
Lima, 10 de julio de 2011 
02:43

sábado, 25 de junio de 2011

Finally





"Me miran con tus ojos las estrellas más grandes.
Y como yo te amo, los pinos en el viento,
quieren cantar tu nombre con sus hojas de alambre." 
Pablo Neruda


Lo ha mirado, no, no sólo eso: lo ha observado. Él se ha quedado atontado, aún no lo puede creer. Ella ha sonreído, lo ha observado una vez más y ha volteado haciendo mover su lisa cabellera. Para ella fue una simple sonrisa, pero no sabe que esa sonrisa bastó para llenar el alma del joven enamorado.

Ernesto por fin obtuvo lo que tanto buscaba, una mirada de Adriana. Ahora sí, ella sabía que existía, lo había observado durante una eternidad y él sólo atino a devolverle la mirada, error: él no la miraba, él la contemplaba. Fue una corta eternidad, unos bellos segundos que bastaron para grabar esa sonrisa en la bóveda del alma. Esos bellos segundos que recordará por siempre y cada vez que la adversidad se presente, esa sonrisa aparecerá, aparecerá e iluminará su vida.

Eso era todo lo que había pedido durante estos días: una cruce de miradas. Cómo olvidar esos hermosos ojos negros, ese lacio cabello.

Desde ese día nada volvió a ser igual, ya nada lo sorprendía, o mejor dicho, todo lo sorprendía. Sentía que descubría un mundo nuevo, un mundo que jamás había imaginado, como Manongo cuando estaba con Teresa, cada calle antes cruzada, cada árbol antes plantado, cada palabra antes dicha, todo eso y mucho más era redescubierto, como si nunca hubieran sido cruzadas aquellas calles, ni hubieran dado frutos esos árboles, ni se hubieran dicho aquellas palabras. Todo era diferente, porque ahora su mirada lo ilumina.

Pero ella no lo ha observado, todo lo ha creado su ilusionado corazón. Fue una simple mirada sin desprecio, sin cariño. Porque ella no lo quiere, ella no lo quiere, ella no lo quiere.

Pobre joven enamorado, pobre Ernesto. Si supiera que de una mirada no pasará.
Pero la ilusión continúa, así que prefiero no decirle nada. Prefiero callar y verlo sonreír, sonreír y ser feliz.

sábado, 18 de junio de 2011

Siempre supe pero no hice caso

UNO
Un buen borracho sabe cuando intercalar un vaso de agua entre los de trago, me dijo una vez un muy sabio tío. Pero como imaginarán yo jamás he hecho caso a tal consejo y es común que, en mi ebriedad, piense que mi sed debe ser saciada con alcohol en vez de un sano vaso con agua.

DOS
Sé prudente y trata bien a las personas, leí en algún libro escolar. Pero la inaplicación de número 1 hace que número 2 se vaya al carajo.

TRES
Aprende a confiar en las personas, no puedes andar divulgando tus secretos, me aconsejó hace unos años una muy buena amiga. Guess what? Jamás hice caso.


Sumen 1+2+3 y he ahí mi fatídica noche de jueves. Aunque mis alcoholizados recuerdos me dicen que me divertí mucho, aún estoy a la espera de que me cuenten las estupideces que hice, las huevadas que dije y las personas a las que jodí.
Así que este post también va a modo de disculpas, porque sé que te jodí y que fácil estás molesta. Probablemente nunca lo leas, porque lo más probable es que no sepas que tengo un blog, pero igual quería escribir.
Soy una caca cuando tomo, lo siento. Jamás hubiera hecho eso sobrio.


NOTA: Amigos, disculpen la breve desaparición, pronto vuelvo a escribir sobre Ernesto y Diego, historias que por cierto confunden mi mente y ya no sé quién es quién ni cuál es cuál. En fin, saludos.

miércoles, 8 de junio de 2011

Saludos

Antes leer la parte anterior

Ernesto había esperado un buen tiempo poder hablar con Adriana, aunque sea un cruce de palabras, no pedía una larga tertulia, con un breve saludo se conformaba. Pero el tiempo transcurría y Adriana parecía no recordar ni su rostro. Ni que decir del request mandado por facebook, como es de imaginarse jamás fue respondido.
El único refugio que le quedaba era la música, el alcohol y como no los porritos que prendía en el tercer piso. Seguía subiendo de vez en cuando, aunque ahora miraba a todos lados y verificaba que no esté la chica de rasgos orientales. No era temor, era una suerte de precaución, no quería ser encontrado in fraganti, porque a pesar de que amaba 'hornearse' sabía que no era lo apropiado. Esas tardes sentado en el piso con sus pantalones cuzqueños y sus audífonos en los oídos eran increíbles, o por lo menos así lo sentía él. Las ideas fluían por su cabeza, a veces se le daba por ser músico, inclusive hasta se le ocurrían melodías, tras veces se preguntaba por cosas muy triviales, pero no tan preguntadas cómo de dónde surge el idioma o quién denomina las cosas como tales. Otras veces se le daba por ser escritor, es mas tenía un proyecto en mente, pero nada concreto, pensaba que era muy difícil poder ser publicado en este país así que seguía con todas esas ideas encapsuladas en su mente. Uno de esos días en los que alucinaba se apareció la chica oriental, él ni se percató porque estaba mirando el techo e imaginando. Ella se aceró y le quitó un audífono. La inicial reacción de Ernesto no fue cordial, las drogas hacían que ese chico tímido y respetuoso, se convirtiera en un ser cruel y violento.
-Conchatumadre, qué chucha te pasa- gritó Ernesto, dejando asustada a la chica del tercer piso, en palabras de Ernesto.
-Lo siento, lo siento, no sabía que te molestaría tanto- respondió temerosamente ella.
-No, no está bien, discúlpame tú a mí por los insultos.
-No, normal, te entiendo, si quieres me voy.
Por la mente de Enesto pasaron muchas cosas, se acordó de la cara de Adriana, del día en que conoció a la chica con la que hablaba, de sus ganas de escribir, de su frustrado request y se le dio por hacer algo insólito. Miró a la chica y le pidió que por favor no se fuera, la jaló del brazo y la besó, la besó toscamente. No fue un beso largo, pero sí intenso, no en tanto a emociones sino a físico. Terminado el beso Ernesto esperaba una cachetada o un insulto, pero a cambio recibió otro beso, pero esta vez fue un beso menos agresivo y más erótico. Ahora él también respondía y buscaba quitarle la chompa roja que llevaba. Ella se paró y entró al baño de mujeres, era una señal, él debía seguirla. Así que eso hizo, se paró y entró tras ella. Encontró la chompa roja tirada sobre la baldosa y a unos pasos un polo verde limón. Siguió el camino marcado por las prendas y la halló en un cubículo, sonriendo e intentando quitarse el sostén. Al parecer ella también estaba un poco drogada. Él no se quedó atrás y empezó a quitarse lo que llevaba encima. Mientras se desvestían los besos iban y venían en un afan de someter a la lengua del oponente. Ernesto andaba bastante aguantado, no tenía sexo hace más de 6 meses y tener esta sesión amatoria era como redescubrir el sexo en su vida. Las manos iban tocando lo que hallaban en el camino y quitando de este toda aquella prenda que impida el contacto piel con piel. A pesar de que la susodicha no contaba con un cuerpo voluptuoso, su figura no se veía nada mal sin ropas y además Ernesto siempre había pensado que "chucha es chucha pe". La timidez parece que iba desapareciendo del cerebro de la chica, porque era ella quien ahora tomaba la iniciativa. Le pedía a gritos sexo oral a Ernesto, quien accediendo a tales reclamos bajo y le dio, como vulgarmente se dice, un 'sopón'. Ninguno de los dos se preocupaba en si podían ser o no descubiertos, así como tampoco les importaba usar o no condón, sólo se enfocaban en el momento. Ella trataba de disfrutar y Ernesto procuraba llenarla de placer ¿Que estaban cometiendo lujuria? Pues poco o nada les importaba ser sacrílegos en ese momento. Querían tenerse y poseerse, tener cientos de orgasmos, llenarse de placer y probar el dulce sabor del sexo recién hecho. Las poses iban cambiando, pasaron del sexo oral al coito clásico. La chica que en un inicio se mostraba tierna y tímida era ahora una diosa salvaje del campo de Venus. Los gemidos hacían eco en las paredes del baño y las separaciones de los cubículos parecían ceder ante los empujes de los amantes. Por fin llegó el tan ansiado orgasmo final, habían tenido varios ya, pero ese último fue especial, marcaba el final de la sesión y a la vez alcanzaba estándares de placer nunca antes conocidos por ninguno de los dos. Seguramente es lo que muchos conocen como multiorgasmo, pensó Ernesto. Se vistieron sin decir ni una sola palabra, ella salió primero y él se quedó un rato mirándose en el espejo, sentía que no era el mismo que entró a aquel baño hace casi ya una hora. Se acordó de la chica y salió corriendo, miró a ambos lados y la vio esperando el ascensor.
¡Espera! ¿Cómo te llamas? -gritó él desesperado.
-Marcela, Marcela Temible, respondió ella.

viernes, 3 de junio de 2011

Momentos

Si debiera ponderar las cosas bellas de esta vida, tú, sin duda alguna, serías mi prioridad.
Porque reflejas todo lo hermoso en este mundo.
Desde lo abstracto hasta lo tangible.
Desde la gota más pequeña de lluvia, hasta la inmensidad de la luna.


Diego conoció a Fernanda hace 5 meses en la cafetería de la Universidad. Ella es una chica de 5to ciclo y él un iluso cachimbo. Hasta ese momento la vida de Diego era un tormento. Sus padres lo habían presionado para que estudie Ingeniería industrial, pero él odiaba los números, querían que sea un exitoso empresario o gerente de alguna transnacional, mientras que él se proyectaba como un artista, viviendo de lo poco que paga esa calmada y dedicada profesión. Cuando su mamá se enteró de tamaño plan de vida pegó el grito al cielo ¿Cómo se le ocurría a su hijito querer ser artista si él estaba destinado a ser uno de los grandes dentro del mundo de las finanzas? Ni pensarlo- dijo- hijito, tú debes ser un ingeniero. Así inició Diego su vida universitaria. En un inicio pensó que sería aburridísimo, y en efecto lo era si es que cumplía, como trató los primeros días, con todas las tareas y si es que entraba a todas las clases. Poco a poco fue descubriendo la diferencia con el colegio, no entraba a matemáticas, ni a todas esas clases aburridas, sólo a veces a lenguaje y a algunas clases de filosofía. Gastaba su tiempo y dinero o bien en el hueco embriagándose o bien en al cafetería comiendo y leyendo periódicos. Fue ahí donde conoció a Fernanda, en una tarde de finales de marzo. Ella estaba sentada en la mesa de al lado, él no sabía cómo acercase hasta que se percató de que el enchufe estaba al lado de su mesa. No se le ocurrió mejor idea que sacar la laptop, enchufarla y como quien no quiere la cosa hablarle aunque sea algo. Todo salía a la perfección: sacó la laptop, se acercó, le preguntó si podía usar el enchufe, obviamente ella respondió que sí, se agachó a enchufar la laptop, pero como los sucesos no son perfectos, al levantarse chocó contra la mesa, tirando al suelo el almuerzo de ella, sus libros y poco más su cuerpo. Diego, como era de esperarse, no supo qué hacer o qué decir. Sólo atinó a pedir disculpa y tratar de reparar el daño causado. Ahí inició lo que luego devendría en un inesperado amor. Sus días seguían como siempre: aburridos, cansados, aunque ahora tenía una razón por la cual ir a la Universidad: Fernanda. Las semanas pasaban y como era obvio él estaba punto de jalar todos sus cursos, cada día odiaba más la ingeniería y cada día se detestaba más por no tener los huevos para decirle a sus viejos que no quería estudiar eso. Le sorprendía cuán diferente podía ser su situación con la de Fernanda, ella sí que amaba la carrera, estaba decidida a dedicarse a eso y realmente mostraba interés por aprender. A veces hablaban de la situación de Diego, pero muy brevemente, él no quería ahondar en ese tipo de temas, además pensaba que al terminar el primer ciclo y al ver sus notas sus padres desistirían de tan fatídica aventura. Lo que sentía por Fernanda iba creciendo y, a pesar de la diferencia de edades, sentía que se entendían muy bien y sentía, o quería sentir, reciprocidad en ese sentimiento. Uno de esos tantos días que gastaban en la cafetería fue el indicado para invitarla a salir. Estaban en una mesa frente a frente, ella tomaba un jugo de fresas con leche y él una gaseosa. Era otoño y el sol ya no quemaba, pero vaya que otorgaba ese brillo inconfundible al lacio cabello de Fernanda, sus ojos pardos lo hipnotizaban y sus labios ¡qué labios! moría por besarlos. Con el pretexto de el fin de exámenes le dijo para salir el viernes. Ella sonrió y aceptó. Nada podía estar yendo mejor, aunque no tuviera exámenes por los cuales celebrar ya que no había aprobado ninguno. La diferencia de edades siempre hacía que todos los miren extrañados, sobre todo los amigos de Fernanda, pero poco o nada le importaba a Diego lo que decía la gente, podía sobrellevarlo. El sábado llegó y, a diferencia de lo que muchos puedan pensar, no fueron a una discoteca, salieron a caminar, agarrar, comer algunas cosas, agarrar, conversar, agarrar,  tomar cafés, y ¿ya dije agarrar? Pues sí, ese día se consolidó como el inicio de eso ¿que qué era eso? Pues ni ellos mismos lo sabían muy bien, pero era tierno. Los agarres llevaron a más y sus cuerpos se iban calentando cada vez más hasta que surgió la idea, ninguno lo dijo, pero el sólo hecho de pasar por ahí fue una señal. Entraron, pidieron una habitación y subieron lo más pronto. Diego tendría su primera vez, él no sabía si ella también, pero poco o nada le importaba realmente. Sus cuerpos se enlazaron en el más perfecto sexo que alguien haya podido conocer, porque fue una mezcla del sexo con amor, del sexo con pasión y simple deseo y del sexo salvaje ¿Podían estar resultando mejor las cosas? Al parecer no... o por lo menos así lo veía Diego.



domingo, 29 de mayo de 2011

Indagando en tus recuerdos

Pobre, vive atrapado en recuerdos que ahora no lo dejan vivir. Se pasa los minutos describiendo momentos que ya pasaron y eso le impide disfrutar de los segundos que ahora pueda convertir en una aventura.
Me da pena, ya no se dedica a vivir, es decir los recuerdos lo han atrapado de tal manera que ahora sólo se dedica a revivirlos y rememorarlos y ¿qué hay del ahora? ¿Que acaso no se da cuenta  de que está gastando horas de horas en revivir algo que ya pasó? ¿Y de aquí a 10 años qué hará? ¿dirá: recuerdas cuando recordábamos aquella noche..? Suena burdo ¿No cree? Aunque no sé si me da pena por gastar tales horas o por los banales momentos que recuerda. Sí, suena patético, y lo es. Es tan vacía, tan aburrida su vida que lo único que le queda es rememorar los pocos momentos que lleva acompañado, los cuales son simples experiencias que, en el lenguaje de Sartre, jamás llegarán a ser una aventura.
Tal vez estoy siendo demasiado subjetivo, inclusive ni siquiera es un 'tal vez', definitivamente estoy siendo subjetivo ya que la banalidad de los actos varía de individuo a individuo, pero no me interesa.
Seguramente estoy escribiendo esto por una suerte de asco o cólera. Sí, no hay que ser adivino para percatarse que tal individuo no es de mi agrado, pero esto constituye a la vez una recomendación al enemigo.
Entonces estoy siendo bueno ¿o me equivoco?..


NOTA 1: Pronto la continuación de la historia de Ernesto, o por lo menos eso creo (y espero).
Saludos.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Espera

Antes leer la parte anterior 


Los días han ido pasando y sin embargo Ernesto no ha podido olvidar esa conversación con la chica del tercer piso. Aún tenía su mirada grabada en la memoria ¿Por qué? Aunque por momentos olvidaba esa mirada, en verdad sólo cuando veía a Adriana. Ella sí que lo tenía estupefacto día y noche.Nadie lo sabía, pero se pasaba casi toda la clase observándola, observándola y contemplándola. Pero eso era lo más que podía hacer, su timidez impedía que hable con ella, tal vez no era timidez o tal vez sí, pero sólo frente a ella. Si sabía su nombre era porque había prestado atención a la lista: Adriana Nemi Sarmiento. Obviamente acto seguido la buscó el facebook, le mandó el request y esperó, esperó y esperó, pero la confirmación nunca llegaba. La buscó por todos lados, pero la decepción crece con el pasar de los días y la confirmación parece nunca llegar. Por el momento sólo le queda seguir observándola, observándola y contemplándola.
¿Y la chica del tercer piso? Puta madre, se había olvidado de ella. No lo sabe, está muy confundido como para decidir, a lo mejor y todo fue creación de su cerebro un tanto dañado ya por el consumo de marihuana. Eso, eso era lo que necesitaba un porro y nada más...

¿Continuará?

jueves, 19 de mayo de 2011

¿Por qué votar no votar por Keiko?

Yoani Sánchez publicaba hace unos días una columna en El Comercio sobre las elecciones en el Perú, en esta decía cuán importante eran las elecciones peruanas, no sólo en este grisáceo país, sino también a nivel internacional. Entiendo su preocupación, no sólo por el temor que significa que un país más se una al grupete de Chavez y aliados, sino por el impredecible futuro peruano y su posible configuración autoritarista. Sin embargo no creo que sea Ollanta quien nos lleve por ese sendero.
Yoani, nuestro país ya pasó por la dictadura, por la represión a los medios, la compra de influencias, las restricciones a las libertades, las violaciones de derechos humanos y todos aquellos hechos que suceden a un gobierno dictatorial. De modo que, ese anhelo de libertad siempre unirá a nuestros pueblos. Sin embargo hay una significativa diferencia entre el régimen fujimorista y el cubano, simple: la economía. A diferencia de Cuba, en Perú durante el régimen dictatorial se vivió un ligero despegue económico, luego de una terrible crisis y una elevadísima inflación llegó Fujimori padre quien luego de ciertas reformas económicas pudo salvar esa desacelerada economía . Por eso, y por el derrocamiento al terrorismo, aún muchos peruanos guardan cariño a Fujimori padre, tal vez por ello haya sido elegida su hija como una de los candidatos en la primera vuelta. Sin embargo quienes recordamos qué sucedió además de ello, sentimos un repudio y aberración por el sistema que implantó en nuestro país, un sistema lleno de corrupción, arbitrariedades y represiones a cientos de peruanos. No podemos votar por Keiko, porque como dice Vargas Llosa ello equivaldría a legitimar la peor dictadura que hemos padecido a lo largo de nuestra historia republicana. Por favor, entiéndenos. No podemos elegir a alguien que defiende todas esas violaciones, robos, alguien que amenaza con repetir aquellas atrocidades cometidas ya por su progenitor. No podemos, de ninguna manera, anteponer la economía a nuestros principios y valores. No debemos dejar que el miedo, como dice Patricia del Río, justifique nuestro voto por Keiko. No podemos elegir nuevamente a la agrupación que asesinó a miles de peruanos inocentes o no, con el fin de implantar medidas de seguridad. No podemos darle una nueva oportunidad al fujimorismo para que saquee las arcas del Estado. Sigo sin creer que más del 20% de los electores peruanos deseen volver a la compra de medios de comunicación, políticos y cualquiera que pueda brindar un apoyo, inmoral, al gobierno de turno.
Fujimori hija representa a el fujimorismo, su partido es Fuerza 2011 un grupete de ladronzuelos vestidos de terno y sastre improvisado para las elecciones, así como los que formó su padre en la década de los 90 (Cambio 90 y Perú 2000). Y frente a ello yo me pregunto, como ya lo he hecho en otro post ¿Cuál es la ideología del fujimorismo? ¡Fujimorismo! por el amor de Dios su nombre lo dice: hacer, decir y pensar lo que diga haga y piense Alberto Fujimori y Keiko representa, orgullosamente a ese partido (?). La relación padre-hija poco o nada tiene que ver en la política y menos aún cuando se defiende y representa a un traidor a la patria, porque alguien que habiendo sido presidente de un país, elegido democráticamente (por lo menos en la primera elección, de las otros dos no me consta) que luego renuncia a dicha presidencia desde el extranjero y repentinamente dice ser japonés  y es más, postula a una de las Cámaras legislativas japonesas es un traidor a la nación que lo eligió. Entonces, Yoani ¿debemos los peruanos elegir a la candidata del fujimorismo?...
Sólo una última pregunta ¿Votarías tú por la hija de Fidel Castro?..

Saludos desde Lima.

martes, 17 de mayo de 2011

El precio de un beso

¿Cuánto cuesta un beso tuyo?
¿Un sol? ¿Dos soles?
¿O es que eres una puta cara?
¿Un día?¿Dos noches?
Tal vez una hora sea suficiente
¿Un detalle?
Seguro nunca lo obtendré, a lo mejor
mis mejillas es todo lo que tus labios tocarán
de mi grasoso cuerpo.
¿Cuánto tengo que invertir para ganar ese preciado ósculo?
¿Es esto un concurso? ¿dónde me inscribo?
Es un objetivo que no pienso olvidar, pero antes te pregunto
¿Cuántos labios ya has rozado?

viernes, 13 de mayo de 2011

Parada: tercer piso

El tercer piso de la biblioteca es un lugar casi desierto, ni los bibliotecarios andan ahí.Claro si los estudiantes con suerte y llegan al segundo piso en épocas de parciales para poder buscar un libro o un cubículo libre, no es extraño que las demás semanas del año esta pare vacía, sobre todo en ese tercer piso.
Unos cuantos salones con computadores que paran cerrados todo el día, dos baños, unas cuantas oficinas donde los teléfonos suenan sin ser contestados, libros abandonados a su suerte y un silencio tétrico digno de una película de suspenso, así es el desolado tercer piso de la biblioteca y eso lo sabe muy bien Ernesto, quien cada vez que puede sube para fumarse un porrito en un baño, tomarse unos tragos o simplemente quedarse sentado en el pasillo escuchando música por sus audífonos verdes. De vez en cuando sube alguien más, pero al verlo a él ahí entre drogado y borracho decidían bajar por temor.
Ayer consiguió unos cuantos gramos de marihuana así que decidió subir a fumárselo después de su clase de intro. Estaba ansioso, por subir y quedarse dopado en el suelo escuchando canciones de antaño.
La clase terminó a las 3 en punto, salió caminando tranquilamente, tomó el ascensor y por fin llegó. Entró en un baño y empezó a armar su porro. Pero un alarido lo desconcentró. Puta madre- pensó, aunque en un inicio se asustó, luego inició la ira al ver que toda la marihuana había caído al suelo. Volteó y vio a una chica saliendo de un cubículo ¿Qué haces aquí?- le preguntó la dulce chica de rasgos orientales. Hola, sorry creo que me confundí de baño- respondió conteniendo la cólera. La chica no respondió nada, sólo atinó a regalarle una tímida y temblorosa sonrisa. Ernesto se dispuso a, caletamente, recoger la marihuana que estaba desperdigada por el suelo, sin importarle continuar en el baño de mujeres, además él ¿Quién carajos va al baño del tercer piso? es más ¿quién carajos va al tercer piso? Para él devenía en indistinto si entraba al baño de mujeres o de hombres, ya que nadie andaba en ninguno de los dos. Pero, si él subía por algo ahí ¿haría ella lo mismo? Estaba en eso cuando una voz irrumpió en sus pensamientos.
-¿Te ayudo?- era la chica del baño.
-Ah, no gracias ya casi termino.
-Siento haberte echado a perder todo.
-No te preocupes, ya casi termino de recogerlo. Siento haberte asustado.
-Ja, no te preocupes, es que no estoy acostumbrada a que haya gente en el tercer piso. Casi siempre vengo y  es un lugar solitario.
-¿En serio? yo también subo a cada rato que raro que no te haya visto por aquí.
-Yo sí, pero nunca te hablé a causa de mi timidez.
Fue en ese momento en que la química fluyó, la compatibilidad flotó por los aires y ambos lo sintieron. Se miraron, no dijeron nada más. Él se paró, cogió su maleta y se retiró. Pero la duda se quedó en su mente, hoy aún sigue pensando en eso y en ella, en esa pequeña mirada que lo consternó ¿Por qué? Sólo había sido una conversación, nada fuera de los stándares de lo normal ¿O sí?..

sábado, 7 de mayo de 2011

Back

Has vuelto ¿Cierto?
Y esta vez estás dispuesta a quedarte,
maldita embustera, 
te has disfrazado de mil formas
y has logrado engañarme.
Me persuades a quedarme contigo.
Caeré, seguro que caeré 
alguna de tus tantas formas me hará caer, 
pero esta vez no será lo mismo
ya aprendí, ya experimenté y ahora me toca vivir.

domingo, 1 de mayo de 2011

Embriaguez

Ante ayer fue un día genial. Aunque no lo recuerde del todo.
Fui a una fiesta o una reu no recuerdo bien qué era, aunque cuando llegué el ambiente era más cercano a una fiesta infantil o así lo percibí yo. Niños y niñas por todos lados, conversando- o debería decir gritando-, usando sus novísimos nextels y disfrutando de su primerísima borrachera, o por lo menos eso parecía. De modo que, mi cuerpo y mente se sentían fuera de lugar, cual musulmán en iglesia. Aunque luego descubriría que tan niños no eran, o tal vez sí, pero no hacían cosas de niños. 
Andaba yo con unas increíbles ganas de alcoholizar mi cuerpo, así que eso empecé a hacer. Un vaso, dos vasos, tres vasos, el vodka empezaba a fluir por mis venas y a hacer efecto. No recuerdo exactamente a qué hora por fin empezaron a llegar personas de mi edad, entre ellos algunos amigos. Así que la cosa iba mejorando. Con varios vasos encima ya, inclusive hasta las niñas empezaban a ser atractivas para mí. Pero alguien por ahí me hizo recordar que ya tenía 18 y no podían andar haciendo huevada y media, creo que tácitamente me dijeron violador. En fin, me acabé el vodka y mi cuerpo seguía con ganas de alcoholizarse, los amigos seguían llegando y ahora sólo quedaba por tomar cerveza, la típica cerveza, sí aquella que te hace orinar cada 5 minutos y hace que tu panza se agrande increíblemente, pero era lo único bebible con alcohol, además de mi orina, que quedaba. Así que empecé a beber cerveza en cantidades industriales, y ese fue el acabose, mientras que todos, sutil y educadamente, tomaban de un sólo vaso de plástico (sí todos del mismo, nótese el sarcasmo), yo empujado por el alcohol, tomaba de la botella, sí de la botella de la cual luego todos se servían. Los minutos pasaban, las botellas se agotaban y yo me iba alcoholizando cada vez más, pero como había tomado cerveza en cantidades industriales necesitaba mear con urgencia. Guess what, lo que faltaba para coronar la noche: los típicos arrechos misios cachando en el baño mientras yo me meaba, genial justo lo que necesitaba. toqué insistentemente y rogué a papalindo porque el tipo fuera precoz y acabaran lo más pronto posible, y parece que así fue ya salieron a los 3 minutos. Fiuf.
Salí del baño y continué bebiendo cual vikingo feat pirata, para ese entonces ya no me importaban las niñas y decidí bailar con 2. No recuerdo qué bailamos ni de qué hablamos sólo que me dijeron que tenían 16, tan niñas no eran.. Bueno al final no pasó nada, yo andaba tan ebrio que ni recuerdo sus nombres, si es que se los pregunté.
Lo mejor vino después. Salí de la fiesta con unos amigos y no recuerdo cómo, no recuerdo por qué ni para qué uno de ellos empezó a hablarme de política. Me desperté instantáneamente, me revitalicé, mis aún alteradas neuronas empezaron a funcionar. Me dijo que votaría por Keiko y es más la defendió, puedo soportar que alguien, a causa de las circunstancias o en una manera de arrebatarle el poder a Humala vote por Keiko o por agradecimiento si es alguna víctima del terrorismo, pero ¿Defenderla? No hay forma.
Mis argumentos fueron un tanto confusos, pero contundentes. Jamás votaría por la hija de un ex-dictador, alguien que se burló de la democracia y del voto que millones de peruanos le confiaron, es más no es el hecho de que sea su hija, es el hecho de que lo defienda. Hace unos días una amiga me preguntaba si no haría lo mismo por mi padre, pues no, lo repito, si mi padre fuese tan basura como el Sr. Fujimori pues lo querría, lo iría a visitar a la cárcel, pero jamás lo defendería es más yo mismo condenaría tales actos y no habría forma de que me presente con su apellido a unas elecciones presidenciales. Tampoco votaría por Keiko porque representa, orgullosamente, al fujimorismo, una plaga que dañó todas las instituciones del país, que violó derechos humanos y que amenaza con hacerlo en este gobierno, quienes no lo saben Keiko ha dicho que así como actuaron con el terrorismo actuarán ahora con los delincuentes ¿Qué significa eso?..
Mi amigo seguía con sus argumentos y me hablaba del tan temido cambio de Constitución. Pues yo no ando a favor de un cambio de Constitución, mas sí de una reforma. A pesar de lo que digan muchos, desde mi simple visión, considero que un capital extranjero, con un fuerte respaldo, con gran tecnificación, no puede competir de igual a igual con un capital nacional. No me parece justo que las comunidades campesinas ahora se hayan quedado desprotegidas (quienes no lo saben antes sus tierras eran inembargables, inalienables e imprescriptibles, ahora son sólo imprescriptibles). Pero bueno eso sería todo un tema de discusión. Mi amigo decía también que el crecimiento no se podía detener, o algo así es lo que recuerdo. Yo le decía que el crecimiento era sólo para nosotros, los de Lima porque Shakira venía a movernos el culo y Paul McCartney a cantarnos Hey Jude, pero en provincias en los lugares alejados ¿Se veía eso? Él decía que Keiko podía crear esa distribución necesaria. Ahora tampoco quiero quedar como el humalista o el izquierdista, porque definitivamente no lo soy. Hay, en el plan de Humala muchos defectos y es cierto la incertidumbre será pan de cada día y he aquí mi solución, solución que le comenté a mi amigo: las fuerzas democráticas y todos los democráticos debemos unirnos más que nunca, salga quien salga sea la dictadura tangible o la intangible, los que creemos en la democracia, sin importar nuestra visión de su forma, debemos defenderla con coraje. Y condicionar nuestro voto a una régimen democrático, las reformas económicas se pueden hacer siguiendo los procedimientos y quien sabe tal vez resultan efectivas, pero la forma no debe ser para nada autoritaria, así como la supuesta continuidad de tal régimen económico tampoco debe ser impuesto, ni egoísta.
Para terminar con el relato de la noche, recuerdo que terminé tomando un taxi y sacando la cabeza por la ventana  haber gritado: ¡Recuerda, el crecimiento no llega a todos! Luego le pregunté al señor del taxi por quién votaría y adivinen cuál fue la respuesta: por Keiko...



Para terminar les dejo una grandiosa frase de la diosa griega Yoani Sánchez:


"Nos han hecho creer que protestar en público contra los despidos masivos, el alto coste de la vida o para exigir la renuncia de un Gabinete son gestas que emprenden otros, acciones que solo son posibles fuera de nuestras fronteras nacionales.
Nos han quitado las calles, nuestras calles."
Yoani Sánchez
05-02-11





NOTA 1: Siento haberme ausentado tanto, prometo tratar de publicar más seguido.

lunes, 25 de abril de 2011

Just a phrase

No puedo dejar de relacionar todo lo que sucede. He llegado a una nueva conclusión hoy.
Así como no puedo, por moralidad, apoyar a Keiko en estas elecciones, así tampoco puedo ser Cristiano Católico. Podré creer en Dios, pero la memoria me impide agregarme a la Iglesia, por las atrocidades que ha cometido.


HUEVONCIO.
Lima, 20 de abril de 2011  00:58

Dear teacher

¿Quién se enamora de su profesora? Eso sólo sucede en las novelas o los cuentos, a lo mucho en los comerciales. Yo también pensaba lo mismo hasta que Darío me contó su verídico caso.




Fue en diciembre. Miento, fue en enero, él se enamoró de la profesora de Economía desde enero de 1997. Por aquel año Darío iniciaba su primer (de muchos) ciclo de verano. Iba a llevar Mate básica porque jaló en el ciclo regular. Era el primer día del ciclo de verano y la Universidad se veía con menos gente, más silenciosa y las personas que andaban por ahí parecían ya conocerse. Él había ingresado en el ciclo 96-II así que mucho no sabía sobre la movida universitaria y menos sabía aún sobre el ciclo de verano. Es más él no quería hacerlo, pero su padre empeñado en que no se atrase más, de lo que ya estaba, insistió en matricularlo.
Ese primer día fue fatídico, el sol lo había despertado al entrar por la ventana, la alarma no había sonado, no tenía ropa limpia así que tuvo que usar un polo manga larga (sí, en enero), no pasaron taxis y tuvo que tomar una combi repleta. En fin, fue lo que comúnmente en este blog se denomina fatídico. Finalmente llegó a la Universidad a las 11 a.m. y su clase había empezado a las 9 a.m.. Se quedó en los jardines escuchando música desde su novísimo walkman, estaba a punto de quedarse dormido cuando la vio. Estaba con una falda larga que le llegaba a los talones, blusa manga cero y tacos negros. Bastante recatada lo sé, pero él la vio hermosa. Su mirada, sus cabellos castaños sobre sus hombros, su caminar, sus caderas, esa cinturita y ese par de tetitas que él moría por tocar. Debo reconocer que después de tan efervescente descripción tuve ganas de conocer a la susodicha y créanme tan buena no estaba ¿O será que los 14 años y la gravedad ya han jugado en contra de su cuerpo? Él se quedó embobado, instantáneamente se despertó y la siguió con la mirada hasta que la vio entrar a un salón: el A-108.
Fue a los paneles de información y buscó qué asignatura se llevaba, resultado: economía. Perfecto tenía un amigo que estaba adelantando eco y estaba seguro que era en ese salón, ni bien terminara la clase iría en búsqueda del nombre de la, como él dice, diosa griega que acababa de ver. Sinceramente no entiendo cómo se hacía en esos tiempos para stalkear a alguien sin facebook, ni teléfonos celulares tan difundidos, sin msn. Según Darío era mucho mejor, según yo era arcaico.
Darío estuvo 2 horas achicharrándose bajo el sol hasta que por fin terminó la clase. Salieron todos los alumnos, pero no salía su amigo, pero, tampoco salía su amor a primera vista ¿Qué carajos? ¿No le podía empezar a gustar alguien que a las pocas horas sus amigos ya estaban atrasándolo? Sí, como pueden apreciar, Darío es demasiado paranoico. En fin, la bella (?) mujer salió del aula al final y se fue caminando por el pasillo dándole la mejor vista ever a Darío, sí, el culo.
A pesar de que la mujer había sido la última en salir y andaba vestida diferente a los demás, al babosón de nuestro amigo Darío jamás se le ocurrió pensar que ella era la profesora. Fue a la semana siguiente, cuando Carlos, su amigo de la clase de economía, retornó de viaje y fue por primera vez a clases.
-Oe huevón, es la profesora de economía. Sí está en algo, no la veo tan wow pa ser profa ta buena, pero tampoco es la gran cagada.
Darío estaba idiotizado, pero claro ¿Cómo no se había dado cuenta? Siempre con caminar seguro, vestir de señora y mirada penetrante: era toda una profesora. Pero no importaba, era perfecta y sabía que tenía que hablarle, tan vieja no era así que algo podría hacer. Así que decidió todos los días esperar afuera del A-108. Hacía como que esperaba a Carlos, pero en verdad sólo quería verla unos minutos más. Pero de tanto esperar no se dio cuenta de que había descuidado su curso: Mate básica. Y no se dio cuenta, sino hasta el día del parcial. Lo dio hasta el pincho y lo jaló asquerosamente: 03. Las prácticas las había dado maso bien porque ya era bica, pero tampoco lo aseguraban. Luego de haber dado su última práctica había sacado su cuenta se iba por 17.5 al final, that means: cagado. La angustia se notaba en su rostro y como todos los días, fue al A-108 a esperar. Los alumnos iban saliendo en grupos, parejas, pero nada de Carlos. Esperó a que saliera la profesora y la admiró una vez más, aunque esta vez la angustia de irse a la trica no lo dejó apreciarla como antes. Ella lo notó, vio su mirada de desesperación y se acercó a él, le preguntó qué sucedía.
-Te veo aquí todos los días esperando a tu amigo, pero hoy tienes una cara diferente ¿Es por que no ha venido Ramirez?
FAIL! Sí, la profesora pensaba que el huevas tristes de Darío era gay, ahora sí, se podía colgar de los pulgares.

Continuará



miércoles, 20 de abril de 2011

¿Qué significa ser blogger?

Soy usuario de blogger desde 2008, inicié mi actividad bastante obligado. Fue en cuarto de secundaria cuando el profesor de cómputo nos dejó como tarea del bimestre crear un blog, pero no era con tema libre debíamos crear un blog acorde a lo que él nos pedía. Ahí nació Huevoncio, rebelándose contra los mandatos de su imbécil profesor de cómputo, creando un blog llamado "Huevadeces" cuyo link inicial (por sugerencia de blogger) fue: webadeces-y-mas.blogspot.com. Obviamente el profesor me jaló a pesar de haber escrito un verdadero post y a pesar de haber redactado mejor que mis compañeritos de aula. Me puso 10 el muy basura y recuerdo que a la clase siguiente me dijo: Bruno, no has hecho la tarea. Sorprendido le respondí Sí la he hecho, el link es ... Me miró ofuscado y me dijo que esa no era la tarea que él había dejado y si quería aprobar el curso debía modificarlo a los stándares que él pedía. El segundo post fue la respuesta a tal petitorio. Huevoncio había nacido para quedarse y jamás irse de la web. Si deseaba crearía un blog adicional cumpliendo lo que él pedía, pero jamás iba a modificar el estilo audaz de Huevadeces.
Desde ese día mi vida cambió por completo, aunque abandoné blogger por un período de 2 años, aproximadamente, debo confesar que siempre tuve el bicho de escribir metido en la cabeza. Desde que abrí el blog me encantó esto de escribir libremente, expresarte sin parámetros, ser tú sin que nadie te critique y mejor aún si lo hacía bajo la fachada de Huvoncio, quien hasta ese momento era un anónimo. A pesar de que mi blog no era comentado ni visitado a mí me emocionaba postear, escribir y ver luego una web con mis escritos. Ahora que Huevadeces tiene seguidores, visitantes asiduos y comentaristas tan acertados creo que esta afición por el blog ha crecido. Porque blogger me dio la oportunidad de ser el escritor que, probablemente, no llegue a ser. Porque este blog me contactó con personas con diferentes pensamientos, diferentes culturas, este blog me ha enseñado a tener tolerancia, a pensar antes de hablar, este blog me permite expresarme tan libremente que me excita. Me excita también ver cómo las estadísticas suben poco a poco con cada post, ver y leer detenidamente cada comentario, leer otros blogs y comentarlos, crear un diseño (un tanto paurpérrimo vale decirlo) para el blog. Me excita ahora poder escribir aún bajo la fachada de Huevoncio, pero mostrándole al mundo que Huevoncio soy yo, Bruno Paolo Fernández de Córdova Jáuregui (sí lo sé mi nombre es bastante largo), porque escribir aquí y crear historias para Uds, queridos lectores, me llena de placer y algarabía, porque todo lo que escribo aquí es impuesto por mí y mi cerebro, porque ser blogger, para mí, significa todo en esta vida y esta vida puede ser alargada por medio de este blog. Porque ser blogger es escribir libremente lo que te plazca, sin presiones, sin prejuicios, porque aquí no existen esas idioteces. Porque ser blogger te permite formar una fuerza escrita que nunca podrá ser derrocada. Y para acceder a este hermoso mundo y ser un verdadero blogger, sólo existen dos básicas condiciones: tener disposición para escribir y hacerlo regularmente.
Gracias por leerme, ahora les pido que comenten qué es ser un blogger para Uds.
Saludos.

domingo, 17 de abril de 2011

Intento de post

¿Qué carajos me pasa? Ya no siento que pueda escribir como antes, no sé si soy yo, es el momento o algo por el estilo. Antayer andaba medio ebrio en una discoteca de Lima y no se imaginan cuántos temas se me ocurrían por escribir, es mas hoy revisando mi celular encontré un 'draft' que decía: 'Vamos a discotequear'. Ahora recuerdo, era el título del post que iba a escribir ni bien pudiera. Hoy me senté frente al computador y no pude escribir, traté de crear una historia, o intento de historia, pero no pude. Juro que traté de relatar aquella noche en esa frívola discoteca, viendo a todas esas almas juntarse, emparejarse. Juro por papalindo que traté de escribir sobre aquella pareja que vi nacer, relatar como, al iniciarse la noche, se juntaban y bailaban un par de canciones y luego como el chico de rubias cabelleras que ya parecía bastante ebrio (mucho más que este Huevoncio) le robaba el primer beso a la chica de dientes torcidos y venas alcoholizadas, pero no pude. Quise escribir sobre ellos y cómo yo en mi ebriedad me reía conmigo mismo, parado en una lateral de la discoteca con mi vaso de cerveza en la mano, pensando sobre las gentes superficiales que caminaban por ese ambiente (empezando, claro está, por el chico que toma las fotos). Seguro yo parecía un fatídico borracho, pero no, simplemente me burlaba de ellos y de sus formas, me hubiera encantado poder escribir una historia sobre esas chicas tan arregladas que iban en busca de algún pene dispuesto a hacerlas sentir bellas y, escribir también, sobre los chicos desalineados que al salir de la discoteca se burlaban de todas esas chicas que lograron agarrarse en esa noche y como, sin ningún descaro, meaban en las calles. Pero no pude. Me hubiera encantado describir esa noche, con ese título tan lleno de embriaguez que escribí en mi no moderno nokia, pero lo siento, esto es todo lo que pudo ofrecer.
Finalmente he llegado a una conclusión, ese no es mi ambiente, no es mi lugar, ni esa discoteca ni ninguna otra. No me gusta salir a discotequear ¿Hay algo de malo? Me gustan las fiestas pequeñas donde te puedes embriagar, pero la verdad no tengo ánimos ni ganas de conocer gentes nueva ni mucho menos de conocerlas en una discoteca, donde todos saben se va a sacar plan, a conquistar o ser conquistado. A agarrar y sacar direcciones electrónicas para un futuro encuentro y si tienes mas suerte un cache seguro.
Saludos, espero poder postear pronto.
Gracias por leerme.


NOTA: Acabo de dar click en vista previa, pero me he arrepentido. Esta vez no verificaré si hay algun error gramatical o algo por borrar. Igual y estoy seguro que esto es un bodrio, este es uno de esos intentos de posts de los que hablo en el subtítulo del blog. Así que así quedará.

sábado, 9 de abril de 2011

A propósito de mi cumpleaños

Cosas mías que Bruno no se atreve a decir, pero Huevoncio sí:
Bah vamos dejémonos de hipocresías, ambos sabemos que no te caigo, que hablas mal de mí y que no me estimas en lo absoluto. Entonces ¿Para qué los saludos? ¿Para que decirme que la pase paja o que me haga la paja (no leí bien lo que pusiste)? Por eso queridos lectores:


"Nunca confíes en alguien que, aunque tiene tu número telefónico, el día de tu cumpleaños te saluda a través de las “redes sociales” con frases ingrávidas comopásala súper, pásala mostro, pásala lindo, pásala regio, pásala excelente, pásala bravazo."
Renato Cisneros


NOTA: No se tomen tan a pecho lo que escribo, saben que estas líneas no aplican a todos los casos sólo a algunos particulares. Saludos

miércoles, 23 de marzo de 2011

Friendship

Conozco a Renata desde hace 4 años aproximadamente y desde esa fecha supe que era una pendeja. Sí, una pendeja. A pesar de ello nunca la vi como un elemento u objeto sexual (sí, aunque se les haga raro creerme). La vi siempre como una amiga, una fiel compañera. Hoy la vi después de casi 1 año de ausencia por parte de ambos. Porque, como otras tantas "amistades interminables", mi amistad con Renata dejó de existir hace varios meses. Nos subimos al mismo micro, pero ninguno saludó al otro, ni un hola, ni una mirada. Yo la miraba a través de mis gafas de sol y ella parecía estar leyendo un periódico y escuchando música. No me importó, no me dolió, no me afectó que Renata, mi gran amiga Renata, no me saludara, porque en parte yo también había decidido no saludarla. Ella bajó antes y vi por la ventana que se encontraba con un chico al que abrazaba y luego besaba. Sólo pude reírme al ver esa escena que TANTAS veces ya había visto. Con Emilio, Diego, Gerardo, y demás que no recuerdo. Renata había estado con todos, algunos con réplica y otras veces, inclusive, en simultáneo con más de uno. Yo siempre era el amigo fiel, el que le decía que se deje de huevadas y se establezca de una buena vez. Pero ella parecía hacer caso omiso a mis palabras, o tal vez le gustaba el estilo de vida que llevaba. Hoy me he enterado que Renata ha vuelto con uno de sus -tantos- ex's ¿Cuánto tiempo te durará el 'eterno amor', amiga? ¿Cuántas veces más terminarás con él para luego volver a su cama? Dicen que el humano es el único que tropieza con la misma piedra dos veces. Tú eres un claro ejemplo, querida amiga. Aunque a veces me pregunto si tropiezas con ellos o ellos tropiezan contigo. O tal vez, me equivoco y, como otras tantas cosas, tu perspectiva del amor ha cambiado. Y es que ¿Qué no ha cambiado desde que dejamos de ser amigos? Incontables. Aún guardo tu más profundo secreto bajo 7 llaves, porque la fidelidad que te prometí fue eterna ¿Haces lo mismo con mis más íntimos secretos? Espero que sí.

Suerte Renata, suerte en todo lo que se te venga. Sobre todo suerte con el Karma.

sábado, 19 de marzo de 2011

Siempre queda

Debo admitir que verte me hace bien. Muchas cosas han cambiado desde aquel día. Tú, por ejemplo, distas mucho de la imagen que proyectabas hace tan solo unos meses. Yo, por mi lado, he preferido dedicarme a escribir y dármelas de intelectualón con este blog. Pero aún hay algo que nos une. Lo presiento, lo sé y lo afirmo cada vez que nuestras miradas se cruzan.
¿También has llegado a pensar en qué hubiera sido si?..

1.- Vivi tuvo una relación de 2 años con Martín. Bueno 2 años sin contar esos pequeños 'tiempos' que solían darse. Terminaron hace más de 1 año, pero siguen viéndose. De vez en cuando agarran y aunque tengan otros planes, ellos dos saben muy bien que nunca se podrán olvidar de todo lo que vivieron. Él le revisa el facebook y se sabe de memoria todos los comentarios que le dejan en sus fotos. Ella se muere de celos cada vez que una chica le escribe cosas cariñosas en el muro. Sé, con certeza, que ninguno estaría dispuesto a retomar la relación, por el simple hecho de que ya no se quieren, ya no hay atracción, pero igual. SIEMPRE QUEDA.

2.- Emilio estuvo con Carla allá por inicios del 2000. Sí, hace un huevo de tiempo. Él ahora tiene 27 y ella 28. La semana pasada le llegó a Emilio un sobre blanco gigante, era de Carla. Carla se casa el 20 de abril. A pesar de todo el tiempo que ha transcurrido él no pudo evitar sentir nostalgia, por la relación tan bella que un día tuvieron y pena, al preguntarse si hubiese podido ser él el que la espere en el altar aquel 20 de abril.
La relación que tuvieron fue mágica, inefable. Él está seguro que jamás la podrá olvidar, porque es lo más cercano a la perfección que ha conocido ¿Pensará ella igual? Él supone que sí, porque juntos tuvieron su 'primera vez' y eso, según Emilio, es algo que nunca se olvida. Hace 5 años que no se ven, ahora él tiene una novia a la que quiere mucho, pero ese fatídico día en que llegó el parte, no pudo evitar llorar y mojarlo con algunas lágrimas, porque SIEMPRE QUEDA.

3.-Nataly es una chica muy linda, tanto exterior como interiormente. Es la que siempre está bromeando y jodiendo a la gente. Sus amigos suelen tratarla bien y piensan que es una chica tranquilísima, cosa que no hacía Piero, su ex. Duraron sólo 8 meses juntos, 8 largos y tortuosos meses. Él andaba obsesionado con la infidelidad y durante ese tiempo jamás dejó que Nataly salga con sus amigos, la torturaba encerrándose con ella en su casa. Pasaban días y noches juntos, jamás tirando, simplemente hablando. Habían días que eso era tierno y dulce, los días en que él no estaba alterado, días que hacían que Nataly se enamorara cada vez más de él y su 'hermosa mirada', su trato amable y sus detalles sorpresas. Sin embargo, los otros días eran fatídicos, él llegaba alterado, entre drogado y ebrio, y le preguntaba con quién más estaba saliendo. La empujaba y la dañaba psicológicamente. Ella no sabía qué hacer, sabía que ese no era su Piero, el chico del que se había enamorado y sólo podía echarse a llorar. Terminaron su relación porque él tuvo que irse de viaje, su madre se percató de que su hijo no era una persona sana psicológicamente y se lo llevó a Chile, para que allá, lejos de lo que lo perturbaba (léase Nataly), lo pudieran tratar con tranquilidad. Desde ese día ya 1 año ha pasado. Él ha avanzado mucho con su tratamiento y ella está más tranquila, aunque de vez en cuando, cuando nadie está en casa, cuando internet se presenta más como una posibilidad, es entonces cuando ella lo llama por Skype y se quedan horar de horas hablando, hablando de que SIEMPRE QUEDA.

4.-Renzo fue el primer enamorado de Stepahny. Estuvieron cuando él tenía 14 y ella 13. Una relación de chibolos, pensaría cualquiera. Para ellos no fue así. Estuvieron juntos 3 años. Hasta que terminaron la secundaria y ella se fue a estudiar a Madrid. Prometieron esperarse todo el tiempo que sea necesario, hasta ella termine la Universidad y vuelva, o bien hasta que él pueda ir a Madrid. El primer mes a la distancia les fue genial, el segundo se complico por los horarios. Poco a poco el tiempo entre las llamadas empezó a dilatarse cada vez un poco más. Hasta que un día Renzo se percató que no hablaba con su novia desde hace más de 2 meses. Y no le afectaba en lo más mínimo. Ella tampoco estaba afectada, se sentía liberada, porque con ella eso de las relaciones a distancia no van. Como ella no llamaba él tampoco lo hizo. Él ahora tiene 25 años, terminó su carrera en diciembre pasado y planeaba casarse con su novia. Pero el otro día le pareció haber visto a Stephany caminando por un centro comercial. No podía ser. Ella estaba sola y más bella que nunca. Se reconocieron, se miraron y siguieron caminado, cada quien por su lado. Él estaba sudando frío y temblaba, fue ahí cuando tomo la decisión de su vida. Se armó de valor, dio media vuelta y corrió a sus brazos. Ella también lo abrazó y besó. Fue en ese momento que ambos pensaron: SIEMPRE QUEDA.

miércoles, 16 de marzo de 2011

A Lucio

Algún día tendré un hijo. Estoy seguro de ello.
Se llamará Lucio. Sí, Lucio Fernández de Córdova.
Algún día le mostraré a Lucio este blog. (y a mis otros hijos, si es que tengo)
Espero que le guste.
Algún día seré adulto 
Y no miento, el futuro me asusta.
Me asusta no saber qué habrá en 5 años o peor aún que no habrá.



Hola, llevo 17 años, 11 meses y 9 días viviendo en este mundo. No quiero ser cursi, no me gusta ser cursi. Pero espero que te guste este blog. No será tan mediático como el de Luis Corbacho ni tan genial como el de Renato Cisneros, pero es mi blog y a mí me gusta. Seguro cuando leas esto yo seré un adulto, uno más del montón. Un aburrido, panzón y canoso adulto que se resigna a vivir en un mundo putrefacto y contaminado. Que tiene una rutina de vida establecida y por nada del mundo la rompe. Seguro pensarás que soy un aburrido. Pero este blog queda, perdura y prometo que, aunque algún día deje de escribir, jamás borraré lo ya posteado, porque quiero que trascienda a mi físico y sea constancia de que algún día fui un joven idealista y un tanto rebelde. Quedará grabado en este mundo cibernético que en algún momento, en un lugar de Lima, yo tuve un blog.
Seguro en unos años mucha gente se olvide de que existe este blog, yo jamás lo haré porque me he propuesto enseñártelo y aunque sea malo cumpliendo promesas a terceros, sé que soy bueno cumpliendo lo que me propongo. Así que esto queda para ti. Tómalo, léelo, tíralo. Sabrá Dios qué haces con él.




NOTA: Mierda, por fin escribí. Después de tanto. Esto se siente bien. Saludos seguidores.

Blog Amigo

Este post es auspiciado por: Breakias.




Si tuvieras otro blog ¿De qué sería?

Pues probablemente hablaría más sobre mí. Sería una especie de diario o algo por el estilo. Pero jamás lo sacaré porque es muy fresa. Otra idea sería tener un blog para una historia de varios post's entonces sería como un libro-blog eso suena más interesante ¿No?


Si pudieras cambiarte el nombre ¿Cuál te pondrías?

No entiendo si esta pregunta se refiere a mi nombre nombre, o sea Bruno. O a mi nombre blogger, o sea Huevoncio. De todas formas no cambiaría ninguno de los dos.


Si volvieras a nacer ¿Te gustaría ser hombre o mujer?

Hombre, definitivamente. Ser mujer debe ser complicado. Soy feliz como soy.


Si te concedieran un solo deseo ¿Cuál sería?

3 deseos más :D y después seguro pediría cosas como: saciar el hambre de los niños en el mundo y felicidad.


Si te concedieran sólo un poder ¿Cuál sería?

Estoy entre leer mentes, volar o ser invisible. Los tres me atraen aunque más me gustaría leer mentes creo, porque nadie se daría cuenta que lo hago. Sería genial.


Si solamente pudieras comprar "potis" de una marca ¿Cuál sería?

*La palabra potis no está en el Diccionario. (rae.es)
Ni idea de qué es un potis. Me sonó a poto y no hay marca de potos.... hasta el momento.


Si te regalaran un viaje ¿A qué país lo querrías?
Italia, en especial a Venecia. Amo esa ciudad es mi sueño. Otra opción es Inglaterra, a Londres. Me encanta Londres. En mi lista de opciones siguen: España (Madrid) y Francia (Paris). Sí lo sé, un poco obsesivo con Europa.

Y ahora le mando esto a:


R.D. Slater
Ignuz
Tropicólogo
OKIPERU
Zeven


Saluudos.

domingo, 13 de marzo de 2011

Bodrio

Tengo mucho moco, no he parado de producirlo desde hace 3 días. Me arde la nariz de tanto haberla frotado con el papel higiénico. Pienso que es un castigo de la naturaleza el que esté así.
He despertado con unas inmensas ganas de ir al baño. Y luego de satisfacer mis necesidades biológicas me he percatado de que tengo diarrea.
Hoy no es un buen día, no para escribir.
Ayer fui a una fiesta. La pasé bien, aunque no recuerde todo lo que pasó, estoy seguro que la pasé bien.
Estoy preocupado, no escribo hace varios días y siento que este es el acabose. Pienso eso con relativa frecuencia, pero de pronto me siento frente al computador y las palabras fluyen y mis dedos...
Ahora veo el palito parpadear, sí ese palito que indica dónde estás ubicado en la pantalla. Es extraño. Me mira, me dice que escriba y que recién voy a 3/4 de esta ficticia página.
Bueno, en lo que iba. mis dedos teclean con desesperación y las oraciones brotan de mi cerebro. Es extraño esto de escribir. Escribiendo me animo a decir cosas que no las diría mediante lenguaje oral. Escribiendo puedo crear historias increíbles sin pasar por ser un mentiroso. Me encanta esto de escribir, no quiero dejar de hacerlo y la verdad es que tampoco quiero que se me vayan las ideas. Supongo que sólo estoy siendo paranoico una vez más y estoy exagerando las cosas. Seguramente volveré con alguna otra loca historia. Hasta entonces, hasta luego amigos lectores. Ok, eso suena muy a despedida o a cerraré el blog. Cosa que no ocurrirá. Es sólo una frase.
Estoy sudando demasiado, tanto que a veces siento que mojo mi pantalón con el sudor de mis nalgas y que al pararme las gentes me mirarán extrañadas. Espero que nunca suceda eso.
Bueno, por el momento eso es todo.

lunes, 7 de marzo de 2011

Nadie me quita lo gozado

Hola ¿En qué los puedo ayudar?- preguntó la chica de la boletería.

Era una tarde de invierno limeño, todo estaba gris y lleno de neblina, la humedad calaba en los huesos de Silvana quien vestía un poncho para apaciguar el frío que sentía. 

-Dame dos entradas para Encantados, dijo Silvana. 

Martín no parecía estar enfadado a pesar de que compraría entradas para una película animada de Disney. Y es que en verdad él había aceptado a que Silvana sea la que eliga la película. Al fin y al cabo sé que no la veremos, había pensado Martín. 

Silvana aparentaba estar emocionada por la película, pero todo era una simple actuación. En el fondo ella sabía lo que pasaría al entrar en esa sala. Inclusive fue ella quien propuso ir a la función de la 1 de la tarde un día jueves. No quería demostrar las ganas que tenía de tirar en un lugar público, así sea con poca gente... para empezar.

La función empezaba 1:15 y eran recién las 12:50. No pronunciaron palabra alguna, se miraron fijamente, se tomaron de las manos y se sentaron en una banca. Así esperaron los 25 minutos. Mirando a la pared morada frente a ellos y de cuando en cuando sacando el celular para ver cuántos minutos restaban para su aventurilla. Par de arrechos, pensaba Martín con el pasar de los minutos, eso es lo que somos un par de arrechos. Ni siquiera tenemos tema de conversación, sólo estamos el uno con el otro por el cuerpo y el placer carnal. Martín podía pensar todo eso, pero en verdad le era irrelevante, no iba a hacer nada por cambiarlo porque le gustaba cómo estaban las cosas en ese momento. Es algo que las mujeres llaman: "Instinto del hombre".
Y por fin el celular de Silvana marcó la 1:13. Ya faltan 2 minutos, amor, creo que deberíamos ir yendo. Martín asintió con la cabeza y se dirigieron a la sala 12. Cundo entraron se dieron con la sorpresa de que habían unas cuantas personas más en la sala, no más de 5, pero no era lo planeado o por lo menos lo imaginado. Porque a decir verdad esto fue algo imaginado y planeado implícitamente.


Fue en una noche tras una larga sesión de sexo. Silvana estaba echada en su cama y Martín estaba en el baño del viejo hostal al que solían ir. A pesar de que había sido una larga sesión Martín ya no se excitaba como antes, había algo que con el tiempo simplemente fue cambiando. Se lo dijo a Silvana en una frase directa y sencilla: 
-Oye, hay algo que ya no es igual ¿No?
-¿A qué te refieres?- contestó Silvana mientras se ponía la camisa de Martín encima y caminaba hacia el baño.
-A esto pues, a esto de tirar ¿Crees que le esté perdiendo el gusto? ¿O será que tenemos que probar cosas diferentes?
-¿Diferentes? Pero ¿A qué te refieres? Ya probamos casi todas las poses y los tipos de sexo que conozco ¿O acaso prentendes darme por la nariz?- preguntó Silvana en un tono irónico y sensual.
-Ja, por la nariz. No me refiero a eso. Tal vez es el lugar, debemos buscar algo menos pudoroso.


Y después de 3 semanas estaban ahí, entrando a esa sala de cine que sería EL lugar.
Buscaron, como era de esperarse, asientos libres en la última fila. Gracias a la Providencia los demás comensales habían optado por butacas 5 filas más abajo. Silvana levantó el reposabrazos que la separaba de su enamorado y se echó sobre su pecho. Aún no quería iniciar nada porque las luces seguían encendidas y siempre la oscuridad era quien se encargaba de sacar a flote ese lado pasional en ella. 
Las luces se apagaron y la película empezó con el castillo de Disney apareciendo.  Ni Martín ni Silvana se percataron de ello porque empezaron a besarse intensamente. Silvana se sacó el poncho que llevaba encima y lo usó para tapar aquellas zonas que, por más impúdicos que quieran ser, no podían andar mostrándolas y para que, de ser descubiertos, puedan arreglar algunas cosas ahí abajo antes de que alguien levante el poncho. De modo que, también era una forma de protección.
Los besos se iban combinando con los toqueteos, que para ese entonces ya eran bastante sexuales. 
Pero había algo que Martín no le había confesado a Silvana, estaba con un dolor de panza que lo estaba matando. Pero las ganas de follar habían podido más que el dolor, así que hasta el momento no había dicho nada. Silvana empezó a besar el cuello de Martín y sus manos ahora se concentraban en el falo de su pareja. Bajó la cremallera, desabrochó el pantalón y ligeramente lo bajó. La excitación de Martín había vuelto, estaba volviendo a sentir lo que sentía en las primeras veces con ella. No se había equivocado, el antiguo hostal les había creado monotonía. Pero por otro lado el dolor de panza había incrementado terriblemente, era exactamente bajo el ombligo, quienes han tendio dolores de ese tipo podrán imaginar como termina esta triste historia.
Finalmente Silvana bajó hasta tener al 'amiguito' de Martín en sus labios y cuando se disponía a darle LA mamada Martín soltó un flete increíblemente ruidoso y sonoro. Silvana se enderezó en el acto y cacheteó a su novio, se había sentido completamente humillada. Martín, por el contrario se sentía liberado del dolor de panza que lo atormentaba y a la vez excitado porque cumplió- en parte- su fantasía. Sabía que unas flores y un peluche podrían solucionar y hacer que Silvana olvide ese penoso episodio, o por lo menos eso era lo que esperaba.
Igual, si no me perdona- pensó- nadie me quita lo gozado


NOTA: Espero que les guste, cierto mañana (8/03/11) HUEVADECES ESTÁ DE ANIVERSARIO. Cumplimos 9 meses o 3/4 se año en la blogósfera. Espero saludos conchesusvidas. Los quiero :D