sábado, 11 de diciembre de 2010

A pesar de todo... (III)

A pesar de que ya no éramos enamorados seguíamos viéndonos y compartiendo sesiones amatorias tan intensas y exquisitas 


Estoy camino a la destrucción. Este no es el camino que elegí, no es lo que quería para mi vida, no es lo que imaginé. Me vi obligado a tomar esta vía ,que por cierto odio.
"Eso te pasa por irresponsable" me dijiste cuando te conté lo sucedido. Estabas decepcionada, triste y molesta. Me mirabas con odio porque sabías que eso nos alejaría por siempre. Y me odiabas más porque te alejaba del hombre al que amabas. Tus palabras retumban en mi cabeza, Lucianita. Tienes tanta razón, una vez más fui yo el imbécil que nos alejó.
¿Sabes qué es lo peor? Que es con ELLA, sí, sí justo después de terminar la relación ella me sale con esto del embarazo ¿Qué carajos le podía decir? Yo terminé con ELLA para poder ser feliz a tu lado, Lucianita. Estábamos tan cera y de pronto todo se esfuma y la felicidad se nos es esquiva... una vez más.
Y pensar que tú también estuviste embarazada de mí, Lucianita.

..........

Estabas tan emocionada con nuestro hijo, tan ilusionada. A pesar de tu corta edad querías tenerlo, nunca te había visto tan feliz como en aquel día. Me llamaste y me dijiste que tenías algo importante que decirme. Nos encontramos en ese parque frente al mar al que solíamos ir. Nos sentamos y me dijiste que habías tenido un retraso y hoy lo habías confirmado, ESTOY EMBARAZADA- gritaste, para luego pasar a abrazarme y besarme. Yo por mi parte andaba desconcertado, confundido. No quería ser padre ¿Yo?- pensé- no hay forma, yo no voy a tener un hijo.
-No, no Lu, no puede ser ¿Estás segura?
-Sí, fue prueba de sangre.
-Puta madre, Lu. Ya fue.
-¿Ya fue? ¿A qué te refieres con que 'ya fue'?
-¿Cómo a qué me refiero? A abortar ps'.

..........

No sabes como me arrepiento de haberlo hecho. Hoy estaríamos felices con nuestro hijo ¿Te imaginas? Tú, yo y Lucio los tres caminando como una familia. Pero NO la cagué. La realidad es que hice que mataras a NUESTRO hijo y ahora estoy viajando a otro país a formar una familia con alguien que, lamentablemente, no eres tú.
¿Por qué hice eso? Me siento tan imbécil. Sabíamos que lo haríamos o por lo menos yo sabía que lo haría y tú sabías que no iba a aceptar un NO por respuesta.
A pesar de que ya no éramos enamorados seguíamos viéndonos y compartiendo sesiones amatorias tan intensas y exquisitas , producto de ellas concebimos ese hijo.Mientras, tú estabas saliendo con alguien más, sí Luciana, lo sé, lo sé todo. Tú salías con ese músico vagabundo, jamás supe qué le viste, ni jamás lo sabré. Era un imbécil, que bueno que lo dejaste o que te dejó, no sé cómo terminó esa historia ¿Algún día me la cuentas? Dudo que lo hagas, pero igual te lo pido. Bueno, el punto es que tú salías con él, pero no me habías olvidado y eso me reconfortaba ¿Sabes? Contribuía a mi identidad masculina (sí, sí te puedes reír al leer esto), sé que yo también contribuía a tu identidad femenina cuando te buscaba y tú me rechazabas. Ambos fuimos crueles por momentos, era como una rueda, un día podías estar arriba y pisotearme como te daba la gana, pero al día siguiente era yo quien te controlaba. A pesar de eso, ambos éramos felices. Nos divertía el perseguirnos y controlarnos mutuamente. La historia siempre terminaba igual: en una cama y con un gran orgasmo, así que no había de qué preocuparse ya que los dos sabíamos que era un juego y nos amábamos con la misma intensidad. Porque recuerda, el amor nace pero no muere.
Ahora sonrío con mayor naturalidad, estoy recordando todos los momentos felices junto a ti y creo que superan todo lo malo y sé que siempre podré contar contigo. Me va a costar adaptarme, no te miento me encantaría llegar y darle la pastilla que te di, tomar el primer vuelo a Lima y tocar tu puerta. Caminar por ese pasillo que tantas veces recorrí y al entrar a tu habitación encontrarte, mientras en el fondo va sonando 'me equivoqué' de Maria Jose. Es una simple utopía, porque sé que no le daré la pastilla a ELLA.
Sólo me queda resignarme o no, como tú decías: 'adaptarme mas no resignarme'.


Lee aquí el final.

1 comentario:

  1. Eres un chucha como te dije, pero la historia me hizo imaginar y pensar mucho, eso está muy bien. A veces no entendemos por qué se van las personas que más queremos o por qué las hacemos ir, pero es necesario para aprender lo que realmente es el valor de un te quiero, la consecuencia de una acción, la importancia de perdonar y de ser felices sobre todo. Buen post Huevoncio, sigue así que lo haces muy bien !

    ResponderEliminar