domingo, 28 de noviembre de 2010

A pesar de todo... (II)

Viernes cinco de noviembre de dos mil diez.
10:15 am
Soy dramático, lo sé, suelo exagerar mis problemas y dimensionarlos, pero esta vez juro que no lo estoy siendo.
Hay tantos 'momentos' en mi mente junto a Luciana que estoy seguro jamás la olvidaré.
El primer beso por ejemplo, como olvidar aquel primer beso.
Doce de agosto de dos mil tres, estábamos en una fiesta y ella traía un vestido blanco hasta las rodillas. No duró mucho, pero los 'momentos' no necesitan ser eternos para volverse imborrables. Fue un beso tierno, lento, casi tímido. Había besado ya a otras chicas antes, pero habían sido besos toscos, rápidos, húmedos. Hasta ahora no he recibido un beso como el que ella me dio, mis labios aún se estremecen al recordarlo, es como si aún sintiera delgados y temblorosos labios tocando los míos.
Ay Lucianita, Lucianita, toda la vida te voy a recordar.Ahora aunque no lo creas me arrepiento de todas las perradas que te hice. Te hice muchas cosas que jamás mereciste.
Juntos conocimos el amor, el temor, el dolor, la amargura, la desesperación, la pasión. 
Fuiste mi primera enamorada, mi primera vez, mi primer verdadero amor... y ya sabes cómo dice la canción que siempre te canté :"Empiezo a sospechar que el amor verdadero es tan sólo el primero y que los demás están sólo para mirar"
Sólo estuvimos dos años oficialmente ¿Lo recuerdas? Fueron dos años maravillosos ¿Alguna vez te agradecí por ese tiempo a mi lado? Me hiciste infinitamente feliz, nunca había sido tan feliz Lucianita. Sé que piensas que lo nuestro es algo de chicos, de adolescentes, que somos el capricho del otro y que pronto conoceremos a el 'verdadero amor'. Mentira, contigo ya lo conocí.
No te voy a mentir, también pensé que era algo pasajero, algo de 'chibolos de colegio'. Pero ha pasado un buen tiempo Lucianita, yo ya dejé el colegio hace varios años, tú estás en la Universidad y lo que sentimos el uno por el otro sigue intacto, desde el primer día, porque recuerdas nuestra frase ¿Cierto? "Como siempre y para siempre". Cuando por vez primera te la dije, en aquel parque miraflorino al que solíamos ir no la entendiste. Me miraste extrañada, con esos hermosos ojos pardos que se tornaban color caramelo al mirar al sol, y me preguntaste el significado "¿El significado? Pues eso, que te amo como siempre lo he hecho y lo voy a hacer para siempre, no creo en esos idiotas que dicen que día a día el amor crece para mí siempre ha sido igual  ¿Hay forma alguna de medir el amor? El amor es uno solo, nace pero nunca muere."
Escucho como esas palabras viajan por el tiempo en mi mente y compruebo cuan cierto es. Hoy cuando fuiste al aeropuerto a despedirme pude notar en tu mirada que lo aquello que sentiste alguna vez por mí no había muerto.
Gracias Luciana, por a pesar de todo amarme. Por enseñarme cuan maravilloso es 'sentir' y por estar siempre a mi lado. Gracias por estar dispuesta a todo, por arriesgarte, por darte por completo. Tal vez sea un poco tarde para decirte esto, pero tú hiciste que mis días en Lima sean hermosos y jamás te voy a olvidar, jamás te voy a dejar de amar.

Te amo Luciana


Por siempre y para siempre
Tu Felipe.




Carajo estoy llorando, nuevamente.
Mandaré esta carta al llegar a Miami, está decidido.


Lee aquí la parte tres

1 comentario: